Compartir

Amnistía Internacional ha convocado para este martes una protesta frente a la sede de Google en Madrid para criticar la censura que, a su juicio, impone la red social en China de la mano del Gobierno.

El detonante ha sido el ‘proyecto libélula’, que, según la ONG, consiste en una aplicación desarrollada por Google con un motor de búsqueda “censurado para el mercado chino”, y que se adapta a la “represión” de las autoridades.

Los activistas desplegarán una pancarta a las 11.00 horas frente a la sede de Google España en la Torre Picasso y elevarán una libélula gigante para denunciar esta “capitulación” de la herramienta en materia de derechos humanos.

“El Gobierno chino viola ampliamente los derechos a la libertad de expresión y a la privacidad; al adaptarse a la represión que ejercen las autoridades chinas de la disidencia, Google participaría activamente en esas violaciones cometidas contra millones de personas usuarias de Internet en China”, denunció Amnistía Internacional.