Compartir

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, subrayó este viernes que el Ejecutivo ha intentado “hasta el último momento” modificar la ley electoral en lo referido al voto rogado.

Así lo dijo Calvo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que lamentó que no haya sido posible abordar la modificación del voto rogado para encontrar el “equilibrio entre la seguridad a la hora de emitir el voto y la participación” en los comicios.

Afirmó que la necesidad de reformar el voto rogado se justifica en el “incremento altísimo” de españoles viviendo en el exterior.

Por ello, destacó que la red de consulados del servicio exterior del Estado trabajará para que puedan votar el “máximo número” de españoles residentes en el extranjero.

(SERVIMEDIA)