Compartir

La Comisión de Industria del Congreso de los Diputados rechazó hoy una propuesta de Unidos Podemos para obligar a las empresas que reciban subvenciones públicas o incentivos fiscales a quedarse en España al menos los siguientes 20 años desde la obtención de la primera ayuda.

Unidos Podemos defendió una proposición no de ley que plantea vincular el otorgamiento de esas ayudas a “un compromiso de no iniciar un proceso de deslocalización en los siguientes 20 años a la concesión de la ayuda”, según el texto presentado por el diputado Josep Vendrell.

La proposición también insta al Gobierno a impulsar la aplicación de medidas legales para que, en caso de deslocalización, las empresas afectadas reintegren al Estado los beneficios económicos que hayan recibido., así como revertir la reforma laboral del año 2012 para volver al sistema anterior de autorización previa administrativa en caso de despido colectivo.

Por el PSOE, Herick Campos dijo que 20 años de obligatoriedad de permanecer en España es “excesivo” y si se quiere atraer inversión a España hay que ser ambiciosos y no proteccionistas. “A ver si vamos a conseguir el efecto contrario y ponemos condiciones con las que no viene ni el Tato”, afirmó.

Desde Ciudadanos, José Luis Martínez criticó a la formación morada que opte “por medidas coercitivas para frenar la deslocalización”, y Jordi Roca, del PP, dijo que la proposición no de ley es “un batiburrillo de medidas izquierdistas” que “no han funcionado en ningún sitio”.