Compartir

La Comisión de Sanidad, Consumo y Bienestar Social del Congreso de los Diputados aprobó este jueves por unanimidad una proposición no de ley que pide más plazas en pediatría de Atención Primaria, especialmente en el ámbito rural, y llevar a cabo un “recambio generacional” en esta especialidad.

Se trata de una iniciativa del PP que con una transaccional del PSOE, entre otras medidas en defensa de los pediatras de Atención Primaria, pide actualizar el programa de formación MIR para habilitar la posibilidad de incluir otras rotaciones necesarias para el ejercicio de la especialidad y aumentar la rotación de los residentes.

También se ha acordado revisar los criterios de acreditación de docente de plazas hospitalarias para la formación MIR en pediatría y desarrollar medidas con las que incrementar la visibilidad y la participación de la pediatría de Atención Primaria en la universidad y en los distintos órganos relacionados con la especialización sanitaria.

Como dijo la diputada María Teresa Angulo (PP), “los pediatras de Atención Primaria pueden detectar problemas, como situaciones de maltrato, desde el momento en el que se producen, distinguiéndose del resto de profesionales del Sistema Nacional de Salud porque el primer contacto con las administraciones sanitarias se hace en su consulta”.

Por el PSOE, Miriam Alconchel defendió su enmienda transaccional, que fue incorporada, aludiendo a que se reconocieran los criterios de acreditación o se pusiera de relieve “el trabajo que se hizo y el desarrollado por el PSOE”.

Francisco Igea, de Ciudadanos, bromeó con que no podía acabar la legislatura “sin una transaccional entre el PP y el PSOE”, al tiempo que defendió la estabilización del empleo en la pediatría y afeó que en España “se habla mucho de hospitales y poco de Atención Primaria”.

Por último, María Teresa Botejara (Podemos) recordó que este año sólo se han habilitado 433 plazas y que“no hay pediatras porque no aumentaron las plazas de residentes en pediatría”.