Quantcast

Disturbios en Cantabria contra el toque de queda acaban con 8 detenidos y un policía herido

Centenares de personas participaron en las concentraciones que tuvieron lugar anoche en las principales ciudades de Cantabria para protestar en contra del toque de queda decretado para frenar la expansión del coronavirus, que terminaron con disturbios, ocho detenidos y un agente de Policía Nacional herido.

En concreto, los arrestados son siete hombres y una mujer, de los cuales uno es menor de edad, y fueron detenidos por atentado, desobediencia o daños.

Además del agente herido, que destaca porque recibió el impacto de una botella -aunque no está grave-, más efectivos sufrieron daños debido a que los manifestantes les agredieron “de forma muy violenta” y les lanzaron objetos como botellas o piedras.

La Policía Nacional intervino apoyada por la Policía Local especialmente en la zona del Ayuntamiento de Santander, donde participaron en la protesta unas 150 personas de nacionalidad española y sudamericana. En Torrelavega también tuvo lugar la protesta, aunque en este caso terminó sin incidentes.

En la capital cántabra generaron varios disturbios levantando adoquines, causando daños al mobiliario urbano y quemando contenedores y cruzándolos en el centro de la calzada, donde no había circulación de vehículos -más allá de los policiales- debido al toque de queda.

Así, Santander y Torrelavega se sumaron a otras ciudades españolas en las que proliferaron estas protestas que habían sido convocadas a partir de las 23.00 horas través de las redes sociales, como Burgos o Barcelona, que terminaron con graves disturbios.

Los manifestantes marcharon por algunas de las principales santanderinas y torrelaveguenses con pancartas y entre gritos como ‘libertad’, ‘trabajo’ y ‘el pueblo unido jamás será vencido’.

Comentarios de Facebook