Compartir
Guardia Civil

La Guardia Civil ha detenido a 23 miembros de una banda criminal que robaba a ancianos en sus casas haciéndose pasar por miembros de Cruz Roja.

Los robos que iban dirigidos contra octogenarios y nonagenarios,  se llevaron a cabo en las provincias de Toledo, Cuenca, Ciudad Real, Badajoz y Zaragoza, y los ladrones llevaban a cabo distintos timos para llevar a cabo su golpe.

En la organización criminal, las funciones estaban bien divididas y las mujeres eran quienes embaucaban a los ancianos en sus casas, bien fingiendo ser voluntarias de la Cruz Roja, o en algunos casos ofreciendo servicios sexuales y mendigando. Por su parte, los hombres llevaban a cabo los robos en el interior de las viviendas y otros se encargaban de la vigilancia exterior.

Junto a los 23 detenidos se cuentan además 6 investigados y 59 hechos delictivos esclarecidos. Según ha informado el diario ‘Atlantico’, las diligencias y efectos intervenidos, han sido puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 7 de Ciudad Real.

La investigación arrancó después de que los agentes “detectaron un aumento de robos con violencia y hurtos” en Ciudad Real.