Compartir

La Policía Nacional y funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria han realizado una operación conjunta con la Policía Municipal de Madrid en la que han desarticulado una organización criminal internacional dedicada, presuntamente, al contrabando de tabaco y al blanqueo de capitales.

Según informó este jueves el Ministerio del Interior, la investigación ha contado con la colaboración de los agregados de Interior de España en Bulgaria y de Bulgaria en España. En concreto, los agentes han detenido a 10 personas de diferentes nacionalidades en Madrid, Alcorcón, Alcalá de Henares, Meco y Azuqueca de Henares (Guadalajara), y han intervenido 48.000 cajetillas de tabaco de distintas marcas.

La organización contaba con “una gran infraestructura” para introducir el tabaco en España, desde distintos países, utilizando la vía aérea, mediante el uso de maletas, y la vía terrestre a través de autobuses y camiones. Además, los investigados distribuían tabaco falsificado, es decir, reproducciones ilegales de marcas originales sin el consentimiento de sus fabricantes, o que carecía de los requisitos legales (precinta fiscal y advertencias sanitarias).

El dinero que la organización recibía del contrabando de tabaco era enviado al extranjero, principalmente a Bulgaria, mediante correos humanos, y posteriormente ingresado en cuentas españolas para constituir empresas y ocultar la actividad ilegal.

La investigación se inició en noviembre de 2017 cuando los agentes detectaron un establecimiento de Madrid donde se vendía cajetillas de tabaco sin contar con las habilitaciones legales necesarias.

Tras casi dos años de investigación, los investigadores realizaron un operativo policial y practicaron cuatro registros domiciliarios, 19 inspecciones en locales comerciales y la detención de 10 personas (cuatro de nacionalidad búlgara, cuatro de nacionalidad española, una de Ucrania y otra de Armenia) en Madrid, Alcorcón, Alcalá de Henares, Meco y Azuqueca de Henares (Guadalajara). Se incautaron 47.949 cajetillas de tabaco de 18 marcas diferentes, 29.850 euros en efectivo, tres vehículos, dos inhibidores de frecuencia y un detector de radiofrecuencia, entre otros efectos. También se han bloqueado 12 cuentas bancarias e inmovilizado 3 bienes inmuebles.