Compartir

No hay nada como el dinero para poner a todos los políticos de acuerdo. Eso pasó hace unos días en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria cuando se aprobó una subida de sueldo para todos los concejales (incluídos los de la oposición).

En apenas un minuto y 40 segundos los políticos votaron a favor. No hubo ningún voto en contra o abstención.

Los que sí se quejaron fueron los empleados públicos del Ayuntamiento que protestaron con un minuto de silencio ya que sus sueldos no suben.

Con el acuerdo, la subida salarial de los concejales en la oposición será del 45%, mientras que el gobierno municipal verá incrementada su nómina un 18%.