Compartir
Wikipedia

Un hombre con sus facultades mentales mermadas ha sido condenado por la Audiencia Provincial de Cádiz a 23 años de prisión por asfixiar en 2017 a su bebe de nueve meses porque creyó recibir un mensaje en su teléfono móvil que le obligaba a ello.

El condenado ingresará en un centro penitenciario adecuado a su estado mental que le hace padecer síntomas alucinatorios y delirios, informa ’20 Minutos’

Los hechos sucedieron en el domicilio familiar en Arcos de la Frontera. Durante los mismos, el detenido también agredió a su pareja sordomuda cuando ella intentó proteger al bebé. Los tres convivían en una misma habitación y en un momento dado, el hombre “tapó la nariz y la boca” del pequeño con la intención de quietarle la vida, ya que así se lo indicaba un mensaje que creyó recibir en su teléfono móvil, en el que le decía que acabara con el bebé o “que pronto llegaría el Apocalipsis”.

La mujer se despertó e intento auxiliar al pequeño, pero el hombre la golpeó y apretó la cara del menor en su pecho hasta matarlo.

Fueron los vecinos quienes avisaron a las autoridades, que al llegar a la vivienda procedieron a la detención del ahora condenado.