Compartir

La policía local de Ibiza detuvo a un hombre al observar una “conducción errónea y manifiestamente temeraria” en la madrugada de Año Nuevo, pero lo que no podía imaginar es que el conductor iba a dar positivo en todos las sustancias estupefacientes que se pueden analizar.

El joven de 31 años y que responde a las iniciales J.G.V. dio positivo en cocaína, metanfetamina, opiáceos, cannabis y anfetamina. Según el comunicado emitido por el Ayuntamiento de Ibiza, el arresto se produjo hacia las tres de la madrugada, en la calle Rimbau, y el joven fue acusado de un presunto delito contra la salud pública y otro contra la seguridad vial.

Más allá de lo que había consumido, los agentes le requisaron “20 pastillas de color rosa en forma rectangular, seis pastillas de color morado con el dibujo de una calavera, dos envoltorios de plástico conteniendo una sustancia polvorienta (al parecer cocaína), con un peso aproximado de 0,80 gramos, y un envoltorio de plástico conteniendo una sustancia al parecer de color marrón con un peso de 0,15 gramos”.