Compartir

Un conductor ha sido pillado circulando a una velocidad de 157 kilómetros por hora en una vía restiginda a 50.

Una patrulla de la Guardia Civil interceptaba al temerario conductor en la localidad coruñesa de Carballo, en un tramo con tránsito de peatones y con viviendas a ambos lados de la vía, informa ‘La Voz de Galicia‘.

El conductor de 45 años cuenta con antecedentes policiales por delitos relacionados con la conducción. Se enfrentará a un juicio rápido en los próximos días.