Compartir

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, consideró este lunes que es “extremadamente grave” que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, esté actuando “como vicepresidente económico” y que de ello resulte que la política española recaiga “en manos de un preso o de un prófugo de la Justicia”.

En rueda de prensa en el Congreso de los Diputados, Casado se refirió en estos términos a la negociación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2019 y a los contactos que el secretario general de Podemos ha tenido con el líder de ERC, Oriol Junqueras, y con el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont.

“Creo que es muy grave que la política española esté en manos de un preso o de un prófugo de la Justicia”, denunció el líder de la oposición, basándose en que las declaraciones de Iglesias diciendo que “él ya había hecho lo posible y que ahora le toca mover ficha al Gobierno” son la “constatación” del “pago” del Gobierno a los votos de la moción de censura.

En palabras de Casado, es “preocupante, vergonzante y gravísimo” que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sea “rehén de los más radicales y de los que se enfrentan a duras sentencias judiciales por delitos tan graves como el de sedición y el de rebelión”. “El más afectado es el propio Poder Judicial, que puede sentirse desamparado”, apostilló.

En estas circunstancias, Casado opinó que “lo más digno” para el PSOE y para el Gobierno sería convocar ya elecciones generales y que se configurase una “mayoría sólida y alternativa a los presos del ‘procés’ y a los batasunos”.