Compartir

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, defendió este lunes que Ciudadanos debería estar “en el plano de la negociación que conviene a este país” y donde están los partidos democráticos como el PSOE y aseguró que esta siempre ha sido y sigue siendo la opinión del líder de su partido y jefe del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez.

Se pronunció en estos términos antes de clausurar la III Jornada ‘Hué[email protected] de la violencia género: hacia la protección internacional’, en la sede de la Comisión Europea en Madrid, cuando fue preguntada por la entrevista en ‘La Razón’ del presidente de Castilla-La Mancha en la que sostiene que “Sánchez está dispuesto a resetear y sorprender con Cs”.

Calvo subrayó que el secretario general del PSOE “no tiene que dar ninguna sorpresa” porque lleva ya muchas semanas explicando “lo insólito e inexplicable” que resulta que Cs alguna vez haya pretendido ponerle un veto al PSOE y a su máximo dirigente. “Todo el tiempo le ha podido escuchar toda España cómo no se explicaba que a Cs le pareciera mucho mejor ir con Vox en Andalucía y no con los socialistas”, remarcó.

Así, Calvo incidió en que Sánchez “ha dicho lo mismo y sigue diciendo lo mismo: que Cs tiene que estar en el plano de la negociación que conviene a este país y donde estamos los partidos democráticos” como el PSOE, que lleva 40 años “firme en la defensa de la Constitución” que se suman a sus 140 años de historia. Por todo ello abundó en que “no tiene que cambiar de opinión en esta materia”.

En cuanto a la posición oficializada hoy por la Ejecutiva de Cs, que pasa por tener al PP como “socio preferente” y no admitir a Vox en las negociaciones ni en los gobiernos, Calvo advirtió de que se necesitan cuatro años de estabilidad y trabajo y que eso pasa “por mucha sensatez y mucho equilibrio”. En este sentido, opinó que Cs ha de jugar un papel que no pase por el veto “a un partido profundamente democrático” como el PSOE.

A su juicio, “no está mal” que la formación de Albert Rivera no quiera negociaciones con Vox y se abra a hablar con el PSOE en según qué sitios, pero añadió que ahora conviene que “todo el mundo sea prudente” y entienda que “los únicos elementos que no caben son las radicalidades que representan inestabilidad para la democracia”. “La política española tiene que ser ya de acuerdos y de negociación y de todos entender que lo que los ciudadanos nos piden que nos pongamos de acuerdo”, avisó.

Aseguró que “estará bien” el comportamiento de Cs si pasa por estas premisas que son las que “exige” ahora la política española y no por vetar al PSOE. Cs no se niega a acuerdos con el PSOE pero se ha vuelto a reafirmar en que serán “excepcionales” allí donde no sean posibles los pactos con el PP.