Compartir

La ministra de Economía y Empresa en funciones, Nadia Calviño, demandó este miércoles al BBVA que “colabore de forma proactiva con la Justicia” e invierta, a la vez, todos los recursos necesarios para completar la investigación interna a fin de aclarar “cuanto antes” la situación creada ante las supuestas escuchas de una empresa ligada al excomisario José Manuel Villarejo para el banco.

Calviño declaró que desde el primer día ha defendido la “necesidad de aclarar cuanto antes cualquier tipo duda por el posible impacto negativo reputacional sobre el banco y sobre el sector” que pudiera tener el escándalo, al ser cuestionada al respecto en una entrevista en la Ser.

A este respecto, reconoció que, “de momento”, la realidad es que se trata de un asunto “bastante circunscrito a una entidad concreta o a un momento concreto”, pero urgió máximos esfuerzos para acelerar su clarificación.

“Creo que es muy importante que el banco colabore de forma proactiva con la Justicia, puesto que es un tema que ya se está dilucidando en sede judicial, y que se inviertan todos los recursos y todos los esfuerzos para realizar ese trabajo interno que llaman ‘forensic’, el análisis expost de las facturas, de la contrataciones, de toda evidencia que pueda haber en el banco para que se aclare cuanto antes”, demandó.

En la Audiencia Nacional se investiga la relación del banco con la empresa Cenyt, vinculada con el excomisario Villarejo, durante varios años a partir de 2004 y que, según algunas informaciones, efectuó supuestas escuchas masivas y seguimiento a miembros del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, empresarios, políticos y periodistas.

Además del proceso abierto en la Audiencia Nacional, el banco inició una investigación interna para esclarecer la relación con Cenyt y ha contratado a PwC, al despacho Uría Menéndez y al bufete Garrigues para que lideren la investigación y efectúen incluso un estudio ‘forensic’ de más de 15 años de comunicaciones.