Compartir
Twitter

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, reconoció este miércoles que tuvo constancia del viaje del expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero a Venezuela “al tiempo que se producía”, si bien dejó claro que se trasladó al país caribeño sin haber recibido ningún mandato por parte del Ejecutivo.

Así se pronunció el jefe de la diplomacia española, en una rueda de prensa en Madrid junto con el secretario general de la Liga de Estados Árabes, Ahmed Aboul Gheit, acerca de la polémica surgida sobre este viaje después de que Moncloa admitiese que desconocía la primera visita de Zapatero a Venezuela desde la autoproclamación de Juan Guaidó como presidente interino.

El ministro explicó que tuvo conocimiento del viaje “al tiempo que se producía” y apuntó que fue el embajador de España en Venezuela, Jesús Silva, quien le informó de la llegada de Zapatero a Caracas. No obstante, destacó que el expresidente del Gobierno viajó “sin ningún mandato” por parte del Ejecutivo y dijo desconocer “en qué consistía su viaje ni el resultado de sus gestiones”.

Zapatero se trasladó a Venezuela el lunes, un viaje que apenas duró unas horas, según informaron fuentes de su entorno, que añadieron que “quien tenía que estar, estaba informado”. En el Ejecutivo, fuentes diplomáticas del Gabinete de Pedro Sánchez admitieron que no les constaba el viaje de Zapatero. Dichas fuentes gubernamentales se limitaron a indicar que es un “ciudadano con libertad de movimientos y se mueve y va” a donde le place y no consta ni agenda ni motivo, y adujeron que se habíann enterado por los medios de comunicación.

No obstante, fuentes diplomáticas apuntaron que el expresidente del Gobierno remitió una “comunicación de oficio” al Ministerio de Asuntos Exteriores en la que le trasladaba su intención de desplazarse a Venezuela. Es habitual que los expresidentes del Gobierno informen al Ejecutivo de turno de sus desplazamientos al extranjero por cuestiones de seguridad y logística.

(SERVIMEDIA)