Quantcast

Borrell admite que le “preocupa” la actitud de Trump pero confía en que se cumplan las normas

El alto representante de la UE en Política Exterior, Josep Borrell, ha admitido este viernes que le preocupa la actitud del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, tras la celebración de elecciones en este país, pero ha confiado en que se cumplirán y aplicarán las normas.

“Es la primera vez que pasa esto en Estados Unidos. Tenemos que tener confianza, como hace Joe Biden, en que las cosas vayan como tienen que ir. Los estados americanos tienen una larga experiencia en hacer elecciones. Tienen normas y se aplicarán”, ha manifestado en declaraciones en Ràdio 4 y La 2 recogida por Europa Press.

Además, ha apuntado que existen los tribunales para comprobar si ha habido algún problema, pero ha lamentado que de momento sólo se escuchen “acusaciones de fraude sin ninguna prueba”.

Borrell ha explicado que lo que preocupa a la UE es si habrá unos Estados Unidos que ayuden de nuevo a “construir un orden multilateral”, así como si volverán al acuerdo de París sobre el cambio climático y al acuerdo nuclear de Irán.

También ha pedido unos Estados Unidos que “no pongan sanciones comerciales injustas a España, que no impidan a empresas españolas trabajar con Cuba y que quieran construir una paz justa” entre Israel y Palestina.

Al preguntársele si confía en que esto sea posible si Joe Biden es el nuevo presidente de los Estados Unidos, Borrell no ha querido pronunciarse al respecto, pero ha añadido que “está bastante claro” lo que quieren los europeos.

Así, ha reconocido que las relaciones de la UE con Estados Unidos no han sido demasiado buenas estos últimos años: “Es la primera vez que escucho decir a un presidente de los Estados Unidos que la UE se inventó para atacar y combatir a los Estados Unidos”.

“Es bastante extraordinario, porque la UE se hizo para parar la guerra entre europeos, y los Estados Unidos ayudaron mucho a que se hiciera. La UE es el símbolo del multilateralismo, del acuerdo entre países y la cooperación. Es lo que Trump no ha querido hacer”, ha lamentado.

Pese a todo, ha advertido de que, aunque gobierne Biden, la relación transatlántica “no será la misma tras cuatro años de presidencia de Trump, porque los europeos han despertado un cierto sonambulismo estratégico”.

En su opinión, los europeos se habían acostumbrado a vivir bajo el “paraguas protector” de la potencia de Estados Unidos, y ahora se han dado cuenta de que deben desarrollar capacidades propias y asumir su propio destino.

“Esto no significa salir de la OTAN ni dejar de cooperar con los Estados Unidos. Significa tener capacidad autónoma de hacer las cosas cuando sean necesarias”, ha argumentado.

PREVISIONES ECONÓMICAS

Después de que Europa empeorara las previsiones económicas de los países, sobre todo las de España, Borrell ha relatado que la crisis sanitaria del coronavirus ha afectado de forma diferente a los países de la UE según su estructura económica.

Así, ha constatado que la pandemia ha tenido mayores consecuencias en países cuyas actividades se basan en la movilidad de las personas, como el turismo, la hostelería, los restaurantes y el transporte aéreo, como España, Grecia e Italia, y no en economías más digitales o con estructuras industriales.

Sin embargo, ha defendido que Europa dará “una ayuda muy importante que deberá utilizarse para salir del pozo” ahora y prepararse para el futuro, ha reclamado Borrell, que no ha querido pronunciarse sobre el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) del Gobierno de PSOE y Unidas Podemos.

Comentarios de Facebook