Quantcast

Bauzá anuncia que abandona el PP y critica al partido de Pablo Casado

El expresidente de las Islas Baleares José Ramón Bauzá anunció este miércoles que deja el acta de senador y pone “fin” a más de 20 años de militancia en el Partido Popular porque “no puede seguir perteneciendo a un partido al que, desde luego a nivel regional, le es imposible votar”.

A través de una carta enviada a afiliados y simpatizantes, Bauzá explica que ha llegado a esta determinación después de “un largo proceso de reflexión” que le ha hecho ver que ha llegado la hora de “dar un paso al lado” para “seguir defendiendo lo mismo desde la sociedad civil, en calidad de ciudadano que se gana honradamente la vida como farmacéutico en Mallorca”.

El expresidente balear se refiere a las “muchas sombras” que ha tenido el PP en clave autonómica y en sus planteamientos ideológicos, a pesar de que haya sido una formación “determinante” en los “éxitos” de España como nación.

“Ha sido nuestro propio partido, a través de los gobiernos populares precedentes al mío el que ha sembrado y regado un nacionalismo que la izquierda no ha necesitado más que explotar”, asegura. Incide que durante su mandato en el Gobierno balear se afanó en “revertir años de catalanización de Baleares explotadas en su máxima potencia por la izquierda” cuando el “germen” había sido “producto de las decisiones y la legislación del PP”.

“CADA VEZ MÁS NACIONALISTA”

En su texto, Bauzá se queja de que la dirección del PP balear que le sustituyó defendió que las decisiones tomadas durante su Presidencia debían ser “un paréntesis a olvidar”. “Literalmente las denominaron como errores ideológicos propios de extremistas, mientras a su vez convertían al partido en una formación cada vez más nacionalista”.

Bauzá menta directamente al actual presidente del PP en Baleares, Biel Company, para recordar que “llegó a definir la política lingüística en defensa del castellano como un asunto extremista y muy sentimental que había sido un error tocar porque todo el mundo tiene líneas rojas”.

“El PP en las islas defiende que es justificable que el catalán sea requisito en el acceso a la función pública, tal y como promovió durante mi mandato, y en contra de mis instrucciones, el entonces alcalde de Palma que hoy vuelve a ser candidato”, continúa, y se queja también de que el PP balear no mandase a ningún representante a la manifestación del 8 de octubre en Barcelona.

Son este cúmulo de circunstancias, dice Bauzá, las que hace un año ya le llevaron a tomar la decisión de abandonar el PP, “que si bien a nivel nacional no representaba aquello en lo que creía (con un liberalismo inexistente), a nivel regional directamente defendía todo aquello contra lo que siempre he luchado”.

IGUAL QUE CATALUÑA

A su juicio, el PP acabará convirtiéndose en “un actor fundamental” para “provocar que las Islas Baleares acaben en la misma situación que Cataluña”. Así lo transmitió, dice, en todos los foros que pudo y comunicó su decisión a miembros de la dirección anterior, aunque la pospuso ante la convocatoria del nuevo Congreso en el que salió elegido presidente Pablo Casado.

Este Congreso, el del adiós a Mariano Rajoy, supuso, en palabras de Bauzá, “un halo de ilusión que creía que podría revertir esta decisión” al ver a un presidente “que apostaba de manera clara por el liberalismo y que defendía sin complejos la unidad de España en todas sus vertientes”. “He creído en el proyecto de Pablo Casado, y cada vez que le escucho hablar me encantan muchas cosas que oigo. Pero desgraciadamente, al menos en el caso de Baleares, sus palabras y sus acciones van en caminos opuestos”, recalca.

“¿Cómo es posible que la dirección nacional del PP defienda en sus discursos hasta la aplicación indefinida del 155 en Cataluña mientras permite y potencia que en su propio partido se defiendan las mismas políticas que consideramos aberrantes cuando las promueven otras formaciones políticas?”, se pregunta.

Carga así contra lo que considera que son contradicciones: “Promover una ley de símbolos a nivel nacional mientras se refrenda al PP balear que la cataloga como ‘error ideológico’” o “afirmar que hay que defender a los castellanoparlantes mientras el partido en Baleares apoya subvencionar rótulos en catalán o que éste sea requisito en el acceso a la función pública”.

Bauzá concluye su misiva deseándole “la mayor de las suertes” al presidente nacional del PP, Pablo Casado, en proceso de “regeneración” de la formación que espera “de corazón” que sea “capaz de acometer”. “Creo firmemente que su suerte será la de España y espero que la España liberal que tanto nos ilusionó se pueda hacer realidad”, traslada

Comentarios de Facebook