Compartir

Una campaña lanzada por Médicos del Mundo presenta a los principales candidatos a la Presidencia del Gobierno como enfermos de herpes zóster, migrañas o por intoxicación, a fin de que pongan las políticas de salud en el centro del debate y con el objetivo de que se imaginen cómo sería afrontar una campaña electoral sin salud.

En este sentido, la ONG les pide que se planteen cómo afectaría a sus agendas electorales cualquier dolencia común: “¿Serían capaces de terminar la campaña?”, les cuestiona Médicos del Mundo.

“Para cerca de 100 millones de personas en el mundo enfermar no es un simple desafío electoral, significa caer en la pobreza extrema para pagar los servicios de salud, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, explicó la ONG.

Y es que para colectivos en situación de especial vulnerabilidad, como embarazadas y menores migrantes en situación irregular, “las barreras administrativas y la desinformación resultan obstáculos infranqueables para acceder a la sanidad universal”.

Por eso, la organización humanitaria recuerda a los candidatos sus propuestas sobre atención sanitaria universal, cooperación al desarrollo y acción humanitaria y protección a los derechos de las personas refugiadas y migrantes para que tomen nota.

La salud es el tercer problema que más preocupa a los españoles por detrás del paro y de los problemas económicos, según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de abril, pero, según la ONG, la sanidad es aun así “la gran ausente de los discursos electorales”.

(SERVIMEDIA)