Compartir
Archivo

El buen tiempo del pasado fin de semana favoreció la salida de pateras al mediterráneo, y una vez más, la tragedia se cernió sobre ellas. Al menos 17 personas perdieron la vida en su intento por llegar a la costa española, 13 de ellos fallecieron ante Melilla y otros 4 en Barbate (Cádiz), tras chocar contra unas rocas, donde esta mañana se ha reanudado la búsqueda de otros 17 inmigrantes desaparecidos.

En la ciudad autónoma, Salvamento Marítimo logró rescatar a 80 personas de origen subsahariano que iban a bordo de dos embarcaciones, junto a los 8 inmigrantes que habían perdido la vida en la travesía y otros 4 que fallecían tras fracasar las labores de reanimación. Una de las naves fue interceptada a unas 12 millas de la isla de Alborán, y la otra, a unas 18 millas del Cabo Tres Forcas.

Por su parte, la Guardia Civil  encontró a 22 supervivientes, de origen magrebí, y entre los que se hallaban 13 menores, en la playa de Las Palmeras de Los Caños de Meca, en Cádiz. Los 4 inmigrantes que aparecieron muertos viajaban en una patera que chocó contra unas rocas a primera hora de la mañana del lunes.