Compartir

El resultado electoral en Andalucía ha puesto en el punto de mira al CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas), que no “supo” o no “quiso” -según sus críticos- anticipar cuál era la voluntad de cambio de los andaluces.

Según los augurios lanzados por el equipo de José Félix Tezanos, Susana Díaz revalidaría el triunfo socialista, mientras que la segunda plaza estaría disputada entre Partido Popular, Ciudadanos y Podemos. Ni apenas contemplaba a VOX. Nada más lejos de lo que ha pasado.

Según la cocina del CIS, en las elecciones autonómicas de este 2 de diciembre, el PSOE de Susana Díaz habría cosechado entre 45 y 47 disputados, y nos los 33 con los que ha terminado, ni la caída de 400.000 votos que ha experimentado.

El sondeo oficial concedía al Partido Popular entre 20 y 22 escaños, frente a los 26 que ha recabado.

Sí ha estado en línea, sin embargo, el cálculo sobre Ciudadanos, al que vaticinaba una caída hasta los 20-22 escaños, y que finalmente se ha quedado con 21. En cuanto a Adelante Andalucía (Podemos e Izquierda Unido), se quedó a medio camino. Le otorgaba 20 escaños y se ha quedado con 17.

Por último, el gran batacazo del CIS ha girado en torno a los grandes triunfadores de estos comicios. Al ultraderechista VOX le daba un escaño, y han sido 12  lo asientos que ha conquistado en el Parlamento andaluz.