Compartir

A pesar de que la gran mayoría lo hacemos, los expertos recomiendan que una serie de productos que habitualmente guardamos en la nevera los pongamos en otro lugar. No conviene tener refrigerados.

1Tomates

Casi todos tenemos la costumbre de guardarlos en la nevera una vez vaciamos el carrito de la compra. ¿Os habéis preguntado entonces por qué en los supermercados te los encuentras junto con el resto de verduras en una zona sin refrigerar? Los tomates son alimentos que en la nevera pierden propiedades y sabor, fundamentalmente porque el frío frena su proceso natural de maduración. Ya sabéis, lo mejor es que, a partir de ahora, los pongáis a temperatura ambiente fuera del frigorífico.

Atrás