Compartir

Pablo López y Antonio Orozco, la pareja de moda en ‘La Voz’, protagonizaron un rifirrafe en la penúltima noche de audiciones a ciegas.

Pablo López fue el más rápido en cerrar su equipo, lo que provocó las risas de sus compañeros. El cantante podrá ver ahora las audiciones con el sillón volteado, aunque Antonio Orozco bromeó con él y dijo que “lo mejor aún está por llegar”:

Y la persona que ha completado el equipo de Pablo López no es otra que Sandra Groove, que ya había participado en esta edición del programa, pero que no había conseguido que se girara ninguno de los ‘coaches’ en su primera audición.

Sin embargo una nueva norma del concurso llamada “segunda oportunidad” permite a los ‘coaches’ dar a un concursante la posibilidad de volver y repetir su audición. Y ellos decidieron dársela a Sandra

Sandra, por su parte, no lo dudó y realizó una segunda actuación brillante

Queda una última noche de audiciones a ciegas, en las que Paulina Rubio, Luis Fonsi y Antonio Orozco tendrán que completar sus equipos. ¿Tendrá razón Orozco y lo mejor estará por llegar?