Compartir

En los últimos coletazos de ‘Supervivientes’, antes de que el concurso se de por finalizado la semana que viene, se han vivido momentos de gran tensión entre los presentadores del espacio.

Todo ocurrió en una noche donde Isabel Pantoja fue la gran protagonista, tras ser recibida en plató por sus familiares tras haber tenido que abandonar ‘Supervivientes’ por cuestiones médicas. Además Mónica Hoyos fue expulsada, de tal manera que los cuatro concursantes que llegan a la final son Omar, Fabbio, Mahi y Albert.

El último programa, que Telecinco emitirá el próximo jueves, tendrá lugar en el plató y no en Honduras. Los concursantes tomarán en las próximas horas un vuelo con rumbo a Madrid, donde se conocerá quien se lleva el suculento premio del programa.

Por este motivo ya no habrá más galas desde Honduras, algo que hizo que Lara Álvarez se emocionara más que nunca a la hora de despedirse desde la Palapa, hasta tal punto que casi no pudo hablar porque solo lloraba.

“Llevo cinco años cerrando esta Palapa y es el año que más me va a costar hacerlo, porque no estoy preparada para decir adiós a tres de los meses más especiales de toda mi vida. Pero mi principal agradecimiento va para mi equipo, para mi familia hondureña, porque ha sido una edición complicadísima para todos: han sufrido tormentas, interminables noches en el Cayo, muy malos viajes en barca… Y pese a todo han mantenido la sonrisa y su buen hacer para ser una máquina perfecta que no falla”, aseguró.

Minutos antes Jorge Javier Vázquez había abandonado el plató asegurando que se iba a emocionar mucho y que prefería verlo desde sastrería. El catalán recordó que esta había sido una edición muy emocionante para él, puesto que fue la primera tras sufrir un ictus que a punto estuvo de retirarle de la televisión.