Compartir

Los datos de audiencia conocidos este jueves suponen un balón de oxígeno para TVE en un momento en el que la cadena pública no atraviesa por su mejor momento.

El partido que disputaron anoche el Barça y el Real Madrid, primera semifinal de la Copa del Rey, en el Nou Camp, retransmitido por La1 de TVE, fue seguido por 7.315.000 espectadores y logró un ‘share’ del 35,9%, siendo el espacio más visto en esta cadena desde mayo de 2015.

Los datos indican que 13 millones de personas vieron en algún momento este encuentro, que concluyó con un empate (1-1). Estas cifras le convierten en el espacio más visto de toda la temporada de todas las cadenas y en el más seguido, según informó este jueves TVE .

El encuentro logró el minuto de oro a las 22.50 horas, con 8.493.000 seguidores y un 40,4% de cuota de pantalla. El previo del partido entre el Barcelona-Real Madrid superó los 3,7 millones de telespectadores y un 22,1% de cuota de pantalla. Lideró su franja de emisión.