Compartir

Los mediáticos directores Javier Calvo y Javier Ambrossi se han adentrado en la cultura y costumbres de la Indía, donde han disfrutado de buenos momentos pero también de situaciones complicadas.

Una secta de caníbales o el contacto con serpientes serán algunos de los momentos más duros que afrontaron los Javis, durante la grabación de la nueva entrega de ‘Planeta Calleja’ que Cuatro ofrecerá este domingo 9 de diciembre, a partir de las 21:30 horas.

Comenzaron su aventura en la ciudad de Allahabad, donde se unen los ríos sagrados Ganges y Yamuna, un lugar lleno de colorido donde un sacerdote les recibirá para hacer ofrendas a los dioses. Allí conocieron a los aghoris, una secta necrocaníbal que se alimenta de cadáveres humanos. Este viaje nos ha aportado inspiración para lo próximo que vamos a escribir. Tenemos varias ideas nuevas gracias a ‘Planeta Calleja”, confiesa Ambrossi.

Desde Allahabad viajaron por carretera primero y por barco después, pasando por aldeas y templos, hasta Benarés, la ciudad sagrada por antonomasia de la India. Religiones como la hinduista y la budista creen que si una persona fallece en esta localidad, se romperá el ciclo de reencarnaciones y su alma alcanzará directamente el nirvana. Por eso, millones de personas van a morir a esta ciudad y son incinerados allí. Los Javis también conocieron Sarnath, la ciudad en la que Buda dio su primer sermón, y asistieron a una clase de meditación en uno de sus templos.

Para terminar la expedición, participaron como actores en el Ramleela, un festival de teatro religioso en el que demostraron su talento interpretativo. Javier Calvo asegura haber vivido experiencias únicas en este viaje: No pensaba que tuviera acceso a según qué cosas, como meditar con un monje budista. Hay maneras de llegar a lugares fuera de lo turístico y esa es la enseñanza que me llevo del programa”.