Quantcast

‘Spiritfarer’, el original videojuego para enseñar a despedirse de los seres queridos

Thunder Lotus, los desarrolladores de Spiritfarer, han dejado a un lado la violencia y han apostado por algo más tranquilo. Hay pocos juegos que toquen el tema de la muerte de los seres queridos. En la mayoría de títulos, hay que matar y no ser matado. Pero no se profundiza en el tema de después de morir. En Spiritfarer vamos a tomar el papel de una guía de las almas. Deberemos cuidar a los fallecidos para llevarlos al más allá.

Morir es algo natural e inevitable. Quizás una de las pocas cosas que iguala al ser humano. Aún así hay distintos tipos de muertes y normalmente los más poderosos mueren de una manera más tranquila y descansada que la gente más humilde, que debe hacerlo en una fría cama de un hospital en el mejor de los casos. Pero este es un tema aparte. En Spiritfarer nos ocupamos del después. Una bonita experiencia que nos enseñará a despedirnos de los nuestros antes de este fatídico momento.

Spiritfarer es un juego de gestión en dos dimensiones y con unos gráficos que entran por los ojos y te enganchan. Tomaremos el papel de Stella, que debe conducir la barca de Caronte en el paso de las almas al más allá. Caronte, el ser mitológico encargado de llevar la barca que cruzaba el río Aqueronte. Esta barca transporta a las almas de los fallecidos de una orilla a otra. Pues tras una eternidad, la barquera decide retirarse y somos nosotros los que tenemos que ponernos a los mandos de la barca.

Tomamos el relevo a Caronte

'Spiritfarer', el original videojuego para enseñar a despedirse de los seres queridos

Nuestra labor, aparte de trasladar a los muertos al más allá, es hacer que se sientan a gusto y cómodos. Una de las cosas buenas de Spiritfarer es que se puede jugar en cooperativo. Tenemos la opción de jugar con un amigo que tomará el control de un pequeño gatito llamado Daffodil y que podrá hacer lo mismo que nuestra protagonista. En caso de jugar sin nadie más, el minino simplemente nos seguirá a donde vayamos sin mayor acción.

La mitología griega acaba en Caronte, el resto es todo más un producto de cómo serían las cosas si pasara esto. Lo que se denomina habitualmente un What if? Así pues, ya entrados en premisa tras ver como la barquera decide poner fin a sus días laborales, nos ponemos manos a la obra con Stella. La labor, como decíamos, de la protagonista es hacer más ameno y cómodo el viaje de las almas al más allá. Deberemos procurar todos los cuidados posibles a los fallecidos en sus últimos días en la parte terrenal.

Tras morir, las almas llegan a nuestra barca. Cada una de ellas exigirá unos cuidados, tendrá unos gustos y unas necesidades. Deberemos satisfacerlas en la medida de nuestras posibilidades para hacer su traspaso más cómodo. Así pues, tendremos que esmerarnos en la alimentación, la compañía y la comodidad. Los fallecidos han pasado un shock tras la muerte y lo que menos queremos es que sigan pasándolo mal en su camino hacia el otro mundo.

Una de las partes más importantes de Spiritfarer es la de relacionarnos con cada alma. Tendremos una gran multitud de acciones que podemos hacer. Dependiendo de lo que necesiten, podremos llevarlos de un lugar a otro, si nos lo piden, podremos hablar y relacionarnos con ellos, construir alguna sala que ellos necesiten o simplemente dándoles de comer alguna comida que les encante. Spiritfarer es una enseñanza continua para nuestra vida normal.

Abrazar en Spiritfarer

'Spiritfarer', el original videojuego para enseñar a despedirse de los seres queridos

En la vida nos vamos a enfrentar a la muerte de nuestros seres queridos más de lo que quisiéramos y este título quiere ser una enseñanza para hacer este golpe menos duro. Procurar cuidados a las almas recién fallecidas en el juego se traslada a la realidad a dar abrazos a los nuestros y expresar nuestros sentimientos de cariño ante ellos. De hecho, una de las primeras acciones que se hacen en el juego es abrazar a una de las almas recién fallecidas que llega hasta nuestra nave.

Abrazar es algo que vamos a poder hacer constantemente en este juego. Esa acción tan simple, puede significar mucho, tanto en el propio título como en la vida real. Las relaciones de cariño en este juego tienen una importancia capital. Cuidar a los otros con amor es lo que debemos hacer y para ello procuraremos regalos, conversaciones, o los ya mencionados abrazos. Aquí no hay guerras ni enemigos, solo cuidados.

Pero no todo es lo afectivo, también podremos usar alguna de las mecánicas que el juego nos permite para cultivar la tierra, pescar peces en el agua, encontrar minerales con la minería o el canto. Todas las tareas son bastante entretenidas, de hecho, con algunas podemos ayudar a otras. Al cantar pulsando los botones de las notas al tiempo, podremos hacer que nuestros cultivos se desarrollen de forma más rápida. Eso sí, hay que hacerlo todo durante el día, ya que por la noche el barco no navegará y debemos dormir.

Spiritfarer: Gráficos estilo Ghibli

'Spiritfarer', el original videojuego para enseñar a despedirse de los seres queridos

Debemos planificar nuestras acciones para no perder ni un segundo. A la vez que vamos realizando acciones, el barco va llegando al destino fijado sin tener que hacer mucho más. Podremos ir recogiendo recursos a lo largo del viaje, visitar islas desiertas, poblaciones perdidas por el río y comerciar con diversos vendedores. A cada paso, Spiritfarer nos va sorprender a cada hora que juguemos. Eso sí, el título tiene un principio y tiene final.

Deberemos ir construyendo nuestro barco como queramos y podremos ir ampliándolo, pero la duración media de la historia es de unas 35 horas. No nos pensemos que es tipo Animal Crossing en donde nunca hay final. Todo está pensado y diseñado para ser único y llevar a cada alma a su destino. Siempre vamos a ir sobre unos raíles que son el guion y la historia.

Los gráficos son estilo anime como las grandes películas de los estudios japoneses más famosos. El modelado de los personajes está dibujado a mano y cada uno de ellos y de las animaciones te van a encantar. Todo lo que vemos en pantalla está destinado a naturalizar la muerte. Tratar a los fallecidos con el mayor cariño del mundo en su viaje hacia el más allá y tomar este Spiritfarer como una lección de vida. Gracias a él, vas a poder llevar mejor el tránsito al más allá de tus seres queridos.

Comentarios de Facebook