Quantcast

Little Hope – Una historia de brujería aterradora

Supermassive Games de la mano de Bandai Namco vuelve con la segunda entrega de The Dark Pictures que sigue la senda de lo que marcó en su día Man of Medan. Little Hope, que es como se titula este segundo cuento, es un juego de terror en el que nuestras decisiones influirán de manera directa en la historia. Aunque ya ha pasado Halloween, es sigue siendo buen momento para unos sustos, tanto en solitario como en cooperativo con la historia de brujas Little Hope.

Aquí nos encontramos con unos universitarios y su profesor que, tras un accidente, quedan aislados por la niebla en el pueblo de Little Hope. La sorpresa en este título es esencial así que realmente no podemos contaros mucho más ir descubriendo con ellos lo que realmente pasa en el pueblo, quién es la niña misteriosa y todo lo que rodea a las brujas. Muy al estilo de The Blair Witch Project o La Bruja. Eso sí, nuestras decisiones, como decíamos antes, influirán directamente en la historia y de nosotros depende que muera alguno de ellos o terminen vivos la aventura.

Bien es verdad que, al ser una antología de juegos, no es un juego que tenga una gran duración. Unas pocas horas nos ha llevado terminarlo en la primera vuelta. Pero os aseguramos que han sido de tensión ya que el juego te deja a cada momento sin saber qué va a suceder y, sobre todo, te engancha con ganas de más y de más.

Little Hope es muy cinematográfico

Little Hope tiene un estilo muy cinematográfico y el plano nos mostrará cosas que nosotros si veremos y los protagonistas no. Tendremos que ir explorando el escenario para ir encontrando pistas y algunos objetos para la aventura. Los escenarios no son demasiado dados a la libertad y siempre deberemos pasar por un camino marcado. Pero podremos ir inspeccionando algunos puntos remarcados que aportan coleccionables, o incluso algunos cuadros en donde podremos ver predicciones.

Según va transcurriendo la historia, iremos jugando con uno u otro personaje. Cada uno de ellos tiene un carácter diferente. También cada interacción que realicemos con los otros contará negativa o positivamente. Si somos maleducados con otro personaje, le sentará mal y lo tendrá en cuenta. Sin embargo, si le damos la razón en un tema, contará como positivo en su visión hacia nosotros. Otras situaciones sacarán a la luz rasgos de los personajes que al principio no estaban visibles, como por ejemplo agresividad.

Hay en momentos clave donde hay bastante tensión e incluso sustos. También habrá acciones en las que tendremos que pulsar botones en el momento adecuado para salir bien parados. Normalmente tendremos un tiempo prudencial para poder elegir una opción a la hora de hablar o realizar alguna acción. Sin embargo, también hay momentos clave en los que deberemos elegir qué hacer rápidamente sin casi tiempo de analizar las consecuencias de nuestros actos. Son momentos en los que, quizás, los personajes están entre la vida o la muerte y de lo que nosotros hagamos dependerá su futuro.

Todas las aventuras parece que van a tener un núcleo común, el Conservador, que es un personaje encarnado por el actor Shawn Ashmore. Será recordado por los más cinéfilos como el Hombre de Hielo en la saga X-Men. Este Conservador nos irá dando pistas y comentando qué tal lo hemos hecho cada cierto tiempo en el juego. Sin embargo, no se va a inmiscuir en la acción, o al menos eso dice él…

Sustos e historias de brujas en Little Hope

Lo mejor del juego sin duda es la repercusión de las acciones que podemos tomar en el pasado y que se verán en la partida e invita a volver a jugar para tomar un camino diferente. Hay diversos flashbacks y también allí deberemos hacer elecciones. Aquí es donde el juego destaca, ya que la multitud de caminos a tomar es enorme y cualquier frase o fallo en las pruebas de botones hará que los personajes sigan adelante intactos o perezcan.

Quizás el punto más negativo sea a la hora de mover al personaje por la pantalla ya que, como la cámara a veces está situada en una posición no habitual, no nos deja ver toda la habitación o no podemos pasar por una puerta porque no le estamos dando adecuadamente al joystick del mando. Continúa este fallo desde la anterior aventura, y aunque no tiene mucha importancia, es bueno decirlo para que lo corrijan en el siguiente.

Por su parte, el punto fuerte es que podemos jugar solos o con amigos, ya sea en la misma consola o a través de internet. El juego a través de internet consiste en una historia cooperativa en donde cada jugador controlará a un personaje. Este puede estar en la misma pantalla que el otro o en una historia paralela que nos dará una perspectiva diferente de cada uno de ellos. En cuanto al modo multijugador en la misma consola, se llama Noche de pelis.

Pueden jugar hasta 5 personas con un solo mando. Cada uno será un personaje y cuando ese personaje sea controlable, el jugador asignado jugará con el mando y podrá tomar las acciones que desee para su subsistencia. Realmente es un modo muy divertido para una noche de terror con amigos en la que ofrecer jugar a este original juego y más de un susto y un grito va a haber.

Gráficos muy mimados

Gráficamente es un juego que luce por sí mismo y está muy mimado el diseño de los personajes, así como sus movimientos. El juego como decíamos antes tiene un claro componente cinematográfico. Es un punto muy a favor para los sustos y para colocar la cámara en ciertos lugares estratégicos en donde nosotros igual podemos ver algo que los protagonistas no. Nos sumerge sin duda dentro de la propia película.

El sonido es fundamental en un juego de terror y tanto la banda sonora como los efectos aquí destacan y le aportan ese extra de terror. El doblaje de Little Hope está en nuestro idioma. Podemos acompañarlo con subtítulos, pero el nivel de las voces es bastante alto y la actuación está muy conseguida. Nos creemos lo que pasa.

La segunda historia de The Dark Pictures está al nivel de la primera. Little Hope es una verdadera historia de terror vivida en primera persona. Misterio, sucesos paranormales, brujas, un grupo de universitarios, un pueblo sin salida aparente y todo lo que pase está en nuestras manos. Aunque cortito, Supermassive sigue estando fuerte en este tipo de género. De momento ha empezado con muy buen pie con Man of Medan y continúa así con Little Hope que nos llega gracias a Bandai Namco.

Comentarios de Facebook