Quantcast

El proyecto EOSC-Synergy pondrá en marcha la ‘cloud’ europea en ocho países

El Instituto de Física de Cantabria (IFCA, centro mixto de la Universidad de Cantabria y el CSIC) está liderando el proyecto EOSC-Synergy, una de las tres grandes iniciativas financiadas por la Comisión Europea para poner en marcha la European Open Science Cloud (EOSC).

En este caso, el IFCA coordina la implantación de esa “nube”, con aplicaciones en campos tan diversos como la salud, la exploración espacial o las TIC, en ocho países: además de España, Portugal, Eslovaquia, Polonia, Países Bajos, Reino Unido y parte de Alemania y de Francia.

Cuando se cumple un año del proyecto, la investigadora del IFCA Isabel Campos ha explicado que este entorno virtual impulsará la ciencia y la innovación abiertas, permitiendo a los científicos almacenar, gestionar, analizar y reutilizar datos para I+D+i y educación.

Durante este tiempo se han puesto en marcha servicios temáticos que se pueden explotar en varios centros de recursos de computación europeos gracias al desarrollo tecnológico “que hemos puesto por encima”, ha explicado Campos.

Así, los investigadores del IFCA y del Laboratorio de Ingeniería de Lisboa han sido capaces de analizar datos provenientes de satélites tipo Sentinel para investigar cómo cambian las líneas costeras.

Como ejemplo de lo que estas tecnologías y los equipos con experiencia en computación distribuida pueden llegar a hacer, desde el Instituto se implementó en marzo un servicio para analizar datos genómicos relacionados con el Covid-19, y “lo hicimos desde nuestras casas y en 48 horas”.

La investigadora ha avanzado como próximo hito del proyecto un experimento en Brasil consistente en utilizar datos de los satélites Landsat de la NASA para analizar la deforestación en la Amazonia.

Con un presupuesto de 5,6 millones de euros dentro del programa Horizonte 2020 y una duración de 3 años, EOSC-Synergy no solo se orienta a aumentar la capacidad de computación y almacenamiento, eliminando obstáculos al intercambio efectivo y la reutilización de datos y de recursos científicos, sino también la formación de los futuros usuarios de esta infraestructura paneuropea.

El IFCA coordina el consorcio en representación de IBERGRID, el marco ibérico de cooperación científica y tecnológica firmado por España y Portugal, en el ámbito de la computación distribuida. Junto al instituto trabajan el Centro Nacional de Biotecnología (CNB) y la Unidad de Recursos de Información Científica para la Investigación (URICI) del CSIC, además de socios tecnológicos e industriales como Indra, centros de investigación y grupos de varios países europeos y de Sudamérica.

Comentarios de Facebook