Quantcast

Endesa, Iberdrola y otras eléctricas que temerán esta batería con 5000 años de autonomía

Desde que dependemos de los teléfonos móviles para absolutamente todo, la costumbre de ponerlo a cargar es parte de nuestra rutina. El cargador del móvil se ha convertido, junto al propio móvil, en un objeto que tenemos que llevarnos a todas partes. Ni por asomo nos planteamos la posibilidad de que nuestro móvil se quede sin batería. Equivaldría a quedarnos incomunicados, sin poder trabajar ni hacer ningún trámite. El horror. Y por eso necesitamos nuestro cargador y un enchufe a mano.

¿Te imaginas un teléfono que no necesite cargarse nunca, o que la batería del coche dure lo bastante como para que tu nieto pueda utilizarla? Precisamente eso es lo que persigue NBD Inc, una start-up californiana, que está investigando cómo desarrollar una batería que pueda durar hasta 28.000 años.

Dicha batería estaría construida con nanodiamantes y funcionaría a base de residuos nucleares. No obstante, aseguran, el núcleo radioactivo estaría protegido por varias capas de diamante sintético, uno de los materiales más duros de la tierra. Es decir, que no habría ningún peligro de que el material radioactivo nos contaminase. Según los investigadores, la batería emite menos radioactividad que el cuerpo humano y es segura utilizarla en coches, aviones y teléfonos.

Carbono 14 y diamante sintético

El 25 de agosto NBD anunció que la batería había superado dos pruebas: una en el californiano Lawrence Livermore National Laboratory y otra en el Cavendish Laboratory de la Universidad de Cambridge. En laboratorio, la batería alcanzó una carga del 40%, significativamente superior al 15 o 20% que alcanzan las baterías por energía solar.

NDB Inc. cree que serán capaces de alcanzar un 90% de carga. La batería contiene también carbono 14, un isótopo radioactivo que se genera en los bloques de grafito. Este material se usa para contener las reacciones atómicas en las plantas de energía nuclear.

Este carbono 14, una vez extraído, se tritura hasta convertirlo en pequeños diamantes capaces de almacenar y emitir energía. Ese material es el que se blinda luego con varias capas de diamante sintético.

La energía emitida por el carbono 14 es absorbida por el diamante a través de un proceso llamado dispersión inelástica, utilizado para generar electricidad. En caso de que haya una sobrecarga, la energía sobrante se almacenará en una batería secundaria.

La empresa recalca que el carbono 14 emite dosis muy bajas de radiación, y que dicha radiación es rápidamente absorbida por cualquier material sólido. Es peligroso, eso sí, ingerirlo o tocarlo con las manos desnudas. No obstante, el recubrimiento de diamante garantiza que no haya ninguna fuga.

¿Una solución a la crisis energética?

La empresa californiana asegura que su batería será capaz de alcanzar una esperanza de vida de hasta 28000 años. La vida media del carbono 14 ronda los 5730 años, lo que significa que una batería construida en 2016 tendrá un rendimiento máximo hasta el año 7746. A partir de entonces su eficiencia descenderá dependiendo de las necesidades del dispositivo, que podría ser un teléfono móvil o un satélite espacial.

“Imagina un mundo en el que nunca tuvieses que cargar la batería en todo el día”, contó Neel Naicker, de NBD, en una entrevista, “y ahora imagina un mundo en el que no tuvieses que cargar el móvil en toda la semana, en todo el mes, en décadas…Eso es lo que podemos conseguir con la tecnología”. Y es que, detalla, la batería de nanodiamante posee una densidad de energía mucho mayor que la de las tradicionales baterías de litio.

La cofundadora de NBD, Nima Golsharifi, asegura que están desarrollando esta batería atendiendo a la protección del medio ambiente. “Nos preocupa mucho el bienestar del planeta, y estamos centrados en atenuar los efectos del cambio climático para futuras generaciones”.

Según John Shawe Taylor, científico computacional de la Universidad de Londres y asesor de NBD en este proyecto, esta batería podría solucionar la crisis global de energía “con un impacto medioambiental casi nulo”.

El primer prototipo comercial de la batería de diamante estará disponible a lo largo de este año. El precio se desconoce.

Comentarios de Facebook