Compartir

Tras Lulua y Nelke, Gust nos trae la trae la tercera entrega de este RPG con estética de anime que incorpora novedades en el combate y una genial historia que da un aire fresco a esta serie de juegos que cada vez cuentan con más aficionados en el mercado español. De nuevo Koch Media es el encargado de llevárnoslo hasta nuestras consolas para que podamos disfrutar de Ryza.

Ryza, cuyo nombre es Reisalin Stout, es una aventurera que junto con Tao y Lent, que encarnan a los personajes del inteligente y el fuerte de esta historia, saldrán de su aburrida isla en busca de nuevas experiencias. Tras llegar a una isla y ver que su nivel de combate no es suficiente para enfrentarse a las criaturas que allí se encuentran, conocerá a un anciano que le infundirá el interés por la alquimia. Veremos como en este camino por convertirse en una maestra de este arte, va tratando la amistad y ciertos problemas que convierten a esta historia en más madura, no tan infantil como en entregas anteriores, algo que hemos agradecido.

Nuestra tarea dentro de este Atelier Ryza consiste en conseguir materiales de la naturaleza para mezclar en la alquimia. Esto conlleva exploración, acercamiento a las plantas, utilización de herramientas, que según la cuál utilicemos, conseguiremos unos materiales u otros de la misma fuente, por ejemplo, de un árbol, madera o su propio fruto según como le golpeemos, si con un hacha o con una vara. Estos materiales los vamos a mezclar mediante un minijuego en el que colocaremos en las casillas los materiales y estos van desbloqueando otras casillas según su calidad , casillas especiales con unos cristales nuevos que permiten no gastar materiales… Esto da lugar a más variedad de resultados y a no tener que volver a buscar materiales, algo que se hacía bastante pesado y que se ha suavizado en esta entrega. Este minijuego hace que la síntesis de materiales sea más intuitiva y más sencilla que en juegos anteriores.

Otra de las novedades es crear zonas con ciertos materiales que creen espacios distintos en los que luchar y recoger materiales. Hay múltiples combinaciones para esta creación y el juego utiliza un sistema de contraseñas para que podamos acceder a ellas y que también hace que la comunidad comparta sus propias contraseñas para entrar en otra variedad de zonas.

El combate en la saga Atelier era uno de los puntos más flojos, los chicos de Gust se han puesto las pilas y han introducido varias novedades que mejoran notablemente este aspecto. El combate clásico por turnos se ha visto modificado a un combate “en tiempo real” en el que los personajes atacan cuando la línea temporal introducida en este nuevo sistema, pasa por ellos. Esta línea temporal, como decimos, está en constante movimiento y nos permitirá elegir la acción cuando esté en el punto de nuestro personaje. Mientras que si está en el de otros personajes a los que no estemos controlando en ese momento, harán una acción predefinida con anterioridad. Además de que podremos realizar ataques conjuntos con varios miembros de nuestro plantel a la vez.

Por supuesto que cada personaje tiene poderes más potentes, que se activan consiguiendo puntos AP al dañar a los enemigos. Estos puntos además de activar estas habilidades, permiten más puntos por cada turno y hacen más eficientes estos ataques. Este nuevo sistema hace más sencillo el combate pero también le resta algo de estrategia al necesitar menos objetos creados con alquimia.

Entre combates y exploración iremos realizando las misiones que dan al juego una duración de cerca de 20 horas y que puede ampliarse si queremos ahondar dentro del sistema de síntesis y búsqueda de materiales. Podremos realizar las misiones principales y algunas misiones secundarias opcionales. Además otra de las novedades son los tablones que nos permitirán realizar viajes rápidos entre dos lugares cortando ostensiblemente el tiempo de viaje.

Gráficamente se nota la mejora de calidad en este Atelier Ryza con unos modelados hechos al detalle y un concepto artístico muy bien elaborado tanto en los personajes como en los escenarios. Se nota que la saga está ganando en fama y que hay más posibilidades de mejorar y de hecho se observa a simple vista. El aspecto sonoro cumple con buenas melodías y efectos acordes al nivel de calidad de este juego. Sin embargo tenemos que destacar el punto negativo de la no traducción al español de este juego, que seguro que le acercaría a más público y ampliaría su espectro de jugadores.

Atelier Ryza es un correcto juego de rol que ha sabido reinventarse para seguir ofreciendo un reto dentro de una saga muy identificada. Con esta tercera entrega, Ryza, podemos ver la esencia de los Atelier pero tiene las suficientes novedades como para querer adentrarnos en su nuevo sistema de combate y de síntesis de alquimia. Gust se ha dado cuenta de que el estancamiento puede hacer perder ilusión por el juego y ha sabido darle un aire nuevo a la jugabilidad y al estilo gráfico haciendo que esta nueva apuesta de Koch Media, sea uno de esos éxitos que no os defraudará si le dais la oportunidad.