Compartir

El catálogo de Nintendo Switch ya comienza a ser bastante extenso aunque en lo que se refiere a juegos multijugador shooter, realmente no hay demasiadas opciones. Overwatch de Blizzard acaba de llegar a la híbrida tras más de 3 años en el mercado para aumentar este catálogo y permitir a los poseedores de esta consola la oportunidad de jugar a uno de los shooter más divertidos que hay en el mercado. Elije a tus héroes y sal con tu equipo a conquistar objetivos.

Overwatch es un juego plenamente multijugador con un breve apartado de entrenamiento y de partidas contra bots para un solo jugador para practicar con algunos héroes pero sin más recorrido. El resto nos lleva a un juego en donde el matchmaking y las partidas contra otros jugadores de internet se nos harán extremadamente intensas. En Overwatch las partidas que tenemos que jugar son por objetivos y para esto son más necesarios que nunca los equipos.

Para los que no conozcan el juego, vamos a resumir brevemente de qué trata Overwatch: Tendremos que jugar partidas en las que conquistar zonas y mantenerlas durante un tiempo, llevar por un camino cargas hasta otro punto final pasando por distintos checkpoints en un tiempo limitado o defender que no llegue esa carga a nuestra meta. Además según los eventos que haya, por ejemplo ahora mismo se está en pleno Halloween, distintos modos de juego especiales, partidas de todos contra todos o juegos con reglas distintas e incluso modos cooperativos contra la máquina.

Para esto contaremos con un plantel de 31 héroes. Se incluyen todos los que salieron con el juego base y los que se han ido incluyendo a base de actualizaciones en las demás plataformas. Al comenzar a jugar deberemos establecer nuestro rol dentro del equipo para realizar plantillas equilibradas, hay tres tipos de rol: Tanque, daño y soporte. Los tanques son los que están en primera línea de batalla y hacen de defensas y reeptores del daño enemigo; los de daño son enemigos con gran capacidad de ataque pero con poca capacidad de defensa capaces de derrotar a gran cantidad de enemigos; los soportes son esos personajes que se centran en ayudar, sanar y potenciar a los jugadores de nuestro plantel.

A partir de estos tres roles tendremos 31 personajes con distintas habilidades que será necesario conocer, aunque dándole a la izquierda en la cruceta veremos un resumen de los controles de nuestros personajes. Además veremos por estrellas la dificultad de usarlos. No hay un personaje que sea mejor que otro. Los 31 tienen distintas formas de juego y la cuestión será probar y probar hasta encontrar al que más se adapte a nuestro estilo de juego. Decíamos que en Overwatch el tener un equipo equilibrado es esencial porque se ganan muchas más partidas con jugadores que se conozcan entre ellos y tengan claro la función de cada uno que un equipo desorganizado en el que cada uno vaya a lo suyo.

Una de las novedades de la versión de Switch es su control a partir del giroscopio de la consola. En ciertos personajes que necesitan más precisión en el apuntado, es un modo de juego que facilitará las cosas, aunque realmente recomendamos jugar con el mando pro, pero si no disponéis de él o no tenéis los recursos, el modo de giroscopio está perfectamente implementado y va a facilitaros mucho la vida a la hora de apuntar. Los botones se centran básicamente los gatillos de los Joy-Con dejando el X para los ataques potenciados que se activan cuando completamos el 100% de la ruleta en la partida. En algunos personajes otros botones también están disponibles para ciertas habilidades, pero ya os decimos, sobretodo los gatillos es lo que váis a utilizar.

También tendréis la opción de invitar a vuestros amigos y uniros directamente al chat de juego de una manera sencilla, y si encontráis a un jugador con el que hayáis jugado, también el juego ofrece una forma fácil de acceder a su perfil y añadirle a tu lista de amigos para jugar más veces. En esto Overwatch facilita mucho el poder jugar con conocidos, porque como decimos, es muy importante y casi indispensable para aseguraros las victorias.

El recorte gráfico es notable pero gracias a este recorte, un juego tan frenético como Overwatch, fluye de manera increible y sin caídas de frames a pesar de todos los elementos que se pueden dar en pantalla. Hay menos elementos decorativos en pantalla y las texturas son más pobres, pero gracias a eso se mantiene una tasa de frames constantes en pantalla llegando a los 900p en dock y los 720 en modo portátil donde las distancias largas se aprecian menos pero sigue siendo igual de fluido. En cuanto al sonido, sigue estando tal cual en las versiones de las consolas potentes incluido el magnífico doblaje al español de cada uno de los personajes con todas sus frases.

Overwatch llega a una de las consolas para la que estaba hecho. Un juego muy colorido apto para toda la familia por su contenido amigable. Un plantel lleno de personajes muy carismáticos y un juego frenético y con una jugabilidad magnífica que permitirá a cualquiera hacerse con el control rápidamente, tanto en modo con joy-con, como con giroscopio. Blizzard hizo un gran trabajo con este Overwatch que ahora llega a Nintendo Switch, contagiate del buen rollo de este juego y de la fiebre por subir de nivel y conseguir cajas de botín para modificar a tus personajes. El número de horas que le vas a echar son incontables y no te darás cuenta de cómo se ha pasado la tarde entre partida y partida. Otro de esos que necesitas tener en tu estantería.