Compartir

Nioh 2 es un Souls-like, quiere decir, un juego estilo Dark Souls, de la factoría Team Ninja, autores de los famosos Ninja Gaiden. Nioh aparecía hace 3 años en Playstation 4 y contaba con una estética del Japón medieval y con una jugabilidad más rápida de lo que era habitual en los juegos de este género. Rápidamente se ganó miles de fans que aguardaban esta segunda parte como agua de mayo y que vuelve sin perder el espíritu pero con mucho más y mejor de lo que nos cautivó.

Nioh 2 no es una segunda parte, más bien es una precuela que nos sitúa casi medio siglo antes de los sucesos de Nioh. En pleno Japón medieval vamos a seguir la historia de Toyotomi Hideyoshi, el unificador del país del sol naciente a lo largo de hechos basados en la realidad enseñándonos cómo era aquel país en el siglo XVI y mezclando elementos y mitos de la cultura nipona. Un esfuerzo que se nota es que los desarrolladores han querido dotar de más protagonismo a la historia para que se pueda seguir de una manera más sencilla entre combate y combate.

En cuanto a su jugabilidad, Nioh 2 sigue conservando mucho de lo bueno que nos dio la primera parte, un Souls-Like en el que cualquier enemigo nos puede matar, dejándonos así sin toda la amrita, experiencia que el juego nos da por eliminar enemigos, que hemos conseguido desde la anterior vez que paramos a orar. Vamos a encontrarnos sin duda algunos elementos aparecidos en Nioh, algo que no es necesariamente malo, ya que si venimos de jugar la primera entrega, vamos a conocer los patrones de ataque de los enemigos y el correcto uso de las armas que aparecían ya en el primer juego.

Como Souls Like tendremos que ir derrotando con cuidado a enemigos para conseguir la ansiada Amrita, con esta Amrita iremos a los templos a orar y subir de nivel al personaje mejorando sus estadísticas Estas estadísticas se dividen en varios campos y afectan directamente a nuestra salud, a la potencia con diversas armas, en la capacidad de carga, etcétera. Los campos en los que deberemos ir subiendo niveles son Constitución, Corazón, Valor, Resistencia, Fuerza, Habilidad, Destreza y Magia. Cada uno de ellos afecta directamente a una parte de nuestro personaje y tendremos ayuda detallada de lo que se va mejorando. Además a medida que vayamos comprando puntos de nivel para cada habilidad, estos puntos irán aumentando el coste, es decir, que deberemos matar más y a enemigos mayores para poder aumentar el nivel.

Además de tener que subir el nivel, vamos a encontrar distintos elementos de mejora y personalización de nuestro protagonista, un protagonista al que haremos desde cero al inicio del juego con un completo editor. Así pues, tendremos que ir looteando equipo para nuestro personaje, ya sea armadura o armas mejores.

El estilo de combate es un pozo sin fondo prácticamente. Hay bastantes tipos de armas, desde una katana, dos katanas, tonfas, Odachis, que son espadas inmensamente largas, gujas o hoces, kusarigamas… Cada arma tiene unas distintas habilidades que iremos aprendiendo a medida que vamos consiguiendo puntos de habilidad y así iremos aumentando su poder y sus ataques especiales. Así pues cada arma tiene un árbol de habilidades inmenso por ir desbloqueando, también deberemos aprender a manejar varias armas, ya que cada una tiene un uso distinto, de esta manera sacaremos más ventaja al juego y será algo más sencillo.

Nioh 2 sigue conservando los tres estados de lucha, bajo, medio y alto, que hace que las posibilidades sean infinitas prácticamente con cada arma. Cada ataque y cada bloqueo conlleva un gasto de Ki, si pulsamos R1 cuando terminemos un combo, podremos recargar automáticamente este Ki, es algo que al principio cuesta pero será esencial para poder tener una lucha continua y no salir por patas en cuanto nos quedemos sin resistencia. También con esto podremos limpiar zonas que los demonios corrompen.

Otra de las novedades en Nioh 2 es la mitad Yo-kai de nuestro héroe, un estado que convierte a nuestro protagonista en un ser sobrenatural otorgándonos unas habilidades muy potentes. Esta forma se genera al llenar un depósito de ánima al ir combatiendo y nos da la opción de desatar el caos durante unos instantes. Tendremos la opción de elegir qué Yo-kai ser entre los tres posibles, Feral, Espectro y Bruto y cada uno de ellos con un espíritu guardián y un tipo de ataque diferente.

Cada Yo-kai de igual manera cuenta con su personalización más o menos propia, no tan completa como la del personaje y con un árbol de habilidades para ir mejorando las técnicas. También deberemos ir colocando destrezas Yo-kai a nuestras criaturas, estas las recogeremos de enemigos caídos y siempre respetando el límite de puntos que hará que nos pensemos bien qué destrezas colocar.

Un poder Yo-kai que utilizará nuestro héroe en cualquier situación, no hace falta que esté convertido en este ser, será el contraataque. Un contragolpe especial que deberemos dominar si queremos avanzar en este juego ya que se utiliza cuando el enemigo hace un ataque de furia, es decir, cuando una estela roja se vea antes de su ataque y que con una pulsación de botones cortaremos y le aturdiremos reduciéndole su resistencia y dejándonos en ventaja para quitarle la mayor vida posible.

En cuanto a la historia, deberemos ir alternando misiones principales con secundarias dentro de los inmensos mapas que pone el juego a nuestros pies. La razón de alternar es que solo con misiones principales no vamos a poder conseguir el nivel requerido para continuar la historia, de ahí que las misiones secundarias, muy variadas y diversas, sean las encargadas de darnos esos puntos de Amrita necesarios.

Nioh 2 sigue teniendo esa parte multijugador en la que podremos invocar a personajes que dejan su rastro en el mapa a cambio de Copas Ochoco. También podremos jugar en cooperativo con hasta 2 personas más en las expediciones. Sin embargo cuando jugamos acompañados de otra persona, los enemigos aumentan considerablemente su nivel de vida y será más complicado eliminarlos.

Gráficamente Nioh 2 se ve tremendamente bien y con gráficos y combates muy fluidos, algo que se agradece y que le da mucha vida al juego. Gracias a esto cada combate es único y realmente vamos a disfrutarlo, ya que cada combate nuestra vida está en juego y Nioh 2 no nos va a decepcionar al jugarnos una mala pasada por una caída de frames a destiempo. Los escenarios se notan mejorados, más pulidos y con más variedad de ambientes y elementos introducidos. También la banda sonora está a la altura con una temática muy asiática y con unos efectos sonoros de las armas y de los enemigos que os sorprenderán, una gran calidad muy en la línea de la primera parte. El juego sigue estando traducido a español mediante subtítulos así que nos enteraremos de todo lo que salga en pantalla.

Nioh 2 es una gran opción para los amantes del género Souls Like. Nioh Fue revolucionario en su época aportando elementos de mayor velocidad y esta segunda parte contiene eso mismo pero en mayor cantidad, con escenarios más grandes, más enemigos y mucho más pulido todo. Añadimos lo interesante de meternos de lleno en hechos históricos sucedidos en la edad media japonesa, poco conocida en occidente. Quizás los Souls Like son ese tipo de juegos que nos frustran si no paramos de morir, pero que más autosatisfacción y autorealización nos dan cuando eliminamos a ese enemigo que tan malo ha sido con nosotros. No os lo perdáis porque es otro de los indispensables para Playstation 4.