Compartir

Es probable que Dreams no sea el lanzamiento más esperado del año para Playstation 4, sin duda se están esperando otros títulos de mayor renombre. Lo que está claro es que el juego de Media Molecule va a ser una sorpresa mayúscula para el que se atreva a conocerlo y sepa que esta desarrolladora ha estado detrás de, por ejemplo, los Little Big Planet. Aquí llevan ese concepto a otro nivel más profundo con gran destreza.

En el título hemos puesto que la creación de videojuegos llega hasta el pueblo llano, a cualquiera, pero no solo esto, Dreams es un CREADOR. Sí, no nos hemos dejado las mayúsculas puestas sin querer, es que este juego es un generador de contenido en mayúsculas. Un juego que el pasado 14 de febrero nos dejó ya su fase final tras algunas betas y accesos anticipados y en el que nos encontramos una herramienta con dos puntos de vista diferenciados, el juego y la creación.

Comenzamos por el control, un innovador control que movemos con los infrarrojos del Dualshock. Con él manejaremos un pequeño muñequito con el que accederemos a todos los lugares a través de personalizarnos dentro de un cuerpo o moviendo al bichito por la pantalla. Tras jugar un breve tutorial de cómo movernos, decidiremos si queremos crear o jugar.

En nuestro caso vamos comenzar a crear, que es, quizás, la parte más complicada de este juego por su modo de control. Necesitaremos principalmente tiempo y hacernos con el manejo de todas las herramientas y a partir de aquí tenemos vía libre para realizar cualquier cosa que se nos ocurra. El tutorial inicial nos ayuda a entender cómo funciona todo y los tutoriales siguientes nos van profundizando en multitud de campos, desde movimiento de cámara, mecánicas jugables, dar forma a estructuras… Lo dicho, tenemos en nuestras manos una herramienta potentísima.

Además si queremos implementar en nuestra creación, podremos echar mano de los objetos que la comunidad haya ido compartiendo y que pueden salvarnos varias horas de diseño de algún personaje o alguna estructura. También se están añadiendo plantillas de todo tipo de juegos en los que tenemos una base y nosotros tan solo debemos añadir el contenido en su lugar para realizar infinidad de creaciones distintas. Desde un shooter con personajes que sean triángulos, carreras de automóviles locos… El límite está en dos puntos, nuestra imaginación y el control, que al comienzo es algo complicado de manejar.

En la parte de creación nos vamos a pasar, si nos gusta, muchísimas horas, pero quizás no tantas con en la otra parte, la parte del juego, la parte de los sueños. Media Molecule nada más entrar nos regala una pequeña historia que nos va a mostrar el potencial de Dreams en un primer momento. Vamos a ir viviendo la historia de un personaje a lo largo de distintas creaciones desarrolladas con el motor de Dreams en las que nos meterá en distintos sueños diferentes. Una carrera de coches, un juego de plataformas, un juego de disparos… Nos va a sorprender bastante que en nuestras manos tengamos una herramienta tan poderosa.

Y posteriormente pasamos al contenido creado y subido por todos los dreamers que conforman la comunidad de este juego. Como en otro tipo de juegos en los que tienes una herramienta para construir, hay juegos de mayor calidad y de menor calidad, pero os aseguramos que ya, recién salido el juego a la venta, hay suficiente cantidad de contenido como para no abarcarlo en una vida entera. Hay juegos de todo tipo, aventuras gráficas, carreras mejor o peor hechas, copias de Super Mario, juegos de plataformeo, shooters que nada tienen que envidiar a juegos indie… Multitud de sueños por jugar y disfrutar, multitud de concursos en los que participar y en los que votar y un sin fin de aventura que no te van a dejar indiferente. Ni desde el punto de vista de la calidad de algunas creaciones ni desde la perspectiva de la carga, que es prácticamente instantánea y estaremos dentro del sueño en cuestión de segundos. Un punto muy favorable para los chicos de Sony y de Media Molecule.

Gráficamente se ve bastante bien aunque también es cierto que el motor gráfico dependerá del juego al que juguemos, pero sin duda durante el año pasado hemos visto juegos con peores gráficos de los mostrados en algunas creaciones de este Dreams. El estilo artístico del menú y todo lo que le rodea nos ha encantado. Hemos dejado para el final una sorpresa y justo para este apartado, y es que Dreams no es solo un creador de videojuegos, también podremos hacer nuestras obras de arte, sueños tan solo para observar. Desde un bodegón, un retrato e incluso creaciones de artistas famosos como la Noche Estrellada de Van Gogh, que ya cuenta con un precioso sueño que debéis ver, sin duda. La parte sonora está a la altura y ponemos el foco en el doblaje, magistralmente realizado, como Sony acostumbra a hacer con los juegos de este desarrollador.

Dreams es sin duda un sin fin de sueños en los que tu puede ser protagonista y creador. Dreams no es ni más ni menos que, quizás, la más potente herramienta de creación de contenido multimedia que hay ahora mismo en el mercado y para todos los públicos. Cualquiera que tenga paciencia y tiempo, puede hacer algo en Dreams y compartirlo con la comunidad. Media Molecule y Sony han sacado un producto muy innovador cuyo límite está en tu creatividad. No esperes más y hazte con él, ya sea para crear o tan solo para disfrutar de los desarrollos de otra persona. Es sin duda uno de los descubrimientos de lo que llevamos de año