Compartir

En la pasada generación Crackdown era uno de los títulos exclusivos y estrella de la consola de Microsoft que prometió una tercera entrega para Xbox One. No ha sido hasta ahora que ha llegado Crackdown 3 hasta nosotros con la firma de Sumo Digital, autores de entre otros Little Big Planet 3, los Sonic All Stars de carreras o Forza Horizon 2. Además viene con la política de Microsoft de estar de salida en el Game Pass, con lo que podremos probarlo si tenemos adquirida la suscripción, y poder decidir si hacernos con él.

Y tras 9 años de espera aquí llega Crackdown 3 con un toque muy parecido a las anteriores entregas a pesar de tantos años y cambio de generación, cosa que no es mala ya que sigue siendo igual de divertido que lo eran Crackdown 1 y 2. Nos ponemos en la piel de un Agente de New Providence y nuestra misión será liberar a la ciudad de una malvada organización llamada TerraNova. Nuestro protagonista es atacado en su nave y llevado casi hasta la muerte pero nos recuperarán a costa de todas nuestras habilidades y tendremos que empezar desde cero a combatir por la ciudad.

Crackdown 3 vuelve a ser un juego de mundo abierto en el que poder sembrar el caos. A medida que vayamos completando objetivos se irán desbloqueando nuevas misiones y todas ellas podremos completarlas en el orden que queramos. Ahora al seleccionar la misión que queremos hacer, tendremos un porcentaje de supervivencia, así pues la dificultad de cada misión la iremos valorando nosotros. Nuestro agente cuenta con varias habilidades que habrá que ir subiendo a medida que recojamos orbes por el escenario o vayamos eliminando enemigos. Es divertido el ir de tejado en tejado coleccionando los orbes de habilidad que no siempre están muy accesibles e incluso están ocultos y escondidos. Sin embargo si disparamos o golpeamos cuerpo a cuerpo a los rivales, nos otorgarán orbes de esta categoría. Tendremos que hacer un Agente más completo a partir de estos orbes y nos facilitará en mayor medida el juego.

Como en anteriores entregas el modo de apuntado es automático y esto no podemos quitarlo, sin embargo, a medida que vamos recogiendo orbes de tiro, nos amplía la habilidad de este apuntado y ya en los primeros niveles podremos decidir a qué parte del cuerpo disparar, por ejemplo. Quizás para lo más pro, este sistema no es muy cómodo pero por el modo en el que está realizado este Crackdown, el frenetismo y la velocidad de juego, sin duda es acertado en poder dejar fijo automáticamente a un enemigo y estar saltando y moviéndonos sin que la cámara se despegue de él.

Otra de las cosas que nos ha gustado es el modo en el que desbloquear armas y coches. Una vez que recojamos un arma nueva del suelo se desbloqueará en nuestro almacén y podremos seleccionarla en los lugares asignados como base por toda la ciudad. Lo mismo pasa con los vehículos, una vez nos montemos en uno, ya podremos seleccionarlo en nuetro garaje. Hay multitud de armas de diferentes modalidades y de vehículos de distintos tipos que deberemos ir coleccionándolos para tenerlos disponibles más adelante. También hay multitud de Agentes que podremos elegir, se diferencian en el aspecto y en el bonus de experiencia ganada en una habilidad, pero mantendremos con cada uno la experiencia global ganada. Quizás es uno de los puntos negativos ya que a pesar de poder controlarlos a todos, realmente da un poco igual con el que hagamos la aventura.

Crackdown 3 está enfocado al cooperativo, de tal manera que podremos completar la historia principal y sus misiones secundarias con un amigo pero manteniendo siempre nuestro progreso y no perdiendo nada de la experiencia que vayamos consiguiendo. Se hace muy ameno el poder jugar de esta manera con otra persona a través de internet ya que en esta generación los juegos cooperativos no se están prodigando mucho y es de agradecer que Sumo Digital y Microsoft nos traigan una historia, que nos llevará unas 15 horas completarla y que en todo momento puede ser difrutada en compañía de otro amigo.

Pero no todo es Cooperativo en Crackdown 3 ya que también podremos jugar el modo competitivo con su Zona de Demolición. Contiene dos modos de 5 contra 5 en un escenario totalmente destruible que hace que la partida vaya cambiando al no tener una zona fija. Esto es posible gracias a Microsoft Azure y su computación en la nube que permite más potencia de procesado, es decir, que estamos jugando con contenido gráfico que está siendo generado por la nube y no por nuestra propia consola. Los modos de juego son Territorios donde hay que conquistar unas zonas antes que el otro equipo y Caza-Agentes, un modo de mata mata en el que hay que recuperar las placas que vayan dejando los enemigos muertos para ir sumando los puntos necesarios para ganar. En el caso de no recoger la placa, no sumará esa muerte para nuestro equipo.

Quizás el nivel gráfico del juego es el mayor punto negativo. Tras 9 años y con distintos estudios encargados de su finalización, el juego se ha quedado un poco estancado a medio camino entre generaciones. No destaca especialmente en este aspecto aunque tampoco podremos decir que no se vea bien. Su ambientación llena de neones y futurista además de la técnica de Cellshading estilo cómic apaciguan un poco sus carencias y nos dan tregua. Podremos pasar de la parte rica llena de luces y de edificios opulentes a la parte pobre de la ciudad con un aspecto austero y esto está fielmente reflejado y es un mérito del equipo artístico. Las explosiones y el caos son muy fluidos y no dan caída de frames.

En cuanto al sonido, está acorde con el juego con sus melodías y sus efectos sonoros. El juego está con voces en inglés pero traducido perfectamente al español así que no nos vamos perder nada con los subtítulos.

Quizás tantos años de espera y de desarrollo no justifiquen el pequeño salto evolutivo de Crackdown 9 gráficamente, quizás a la larga puede hacerse un poco repetitivo en cuanto a misiones, pero sus jefes finales, su diversión y sus modos cooperativos y competitivos merecen la pena para darle una oportunidad a la tercera parte de Crackdown. La diversión sigue vigente y además el extra de poder jugarlo con el Game Pass hace de este Crackdown 3 una de las mejores opciones para poder pasar un rato ameno solo o con amigos en nuestra Xbox One.