Compartir

Los jugadores de ahora somos muy afortunados y no nos damos cuenta porque muchas de las desarrolladoras que hace años sacaron grandes juegos, están reeditándolos para las nuevas plataformas. Quizás muchos se quejan de que no hay ideas buenas, pero siempre es un placer jugar una idea de hace unos años y que se mantenga tan fresca como los dos juegos que tenemos hoy entre manos. Bayonetta y Vanquish supusieron la subida al Olimpo de PlatinumGames. Hoy esos juegos nos los trae Koch Media en una remasterización con un pastelito con una vela con un 10, ya que el motivo de su reedición de esta forma es porque ya cumplen una década. Qué rápido pasa el tiempo…

Como decimos, este pack es ideal para todos aquellos o que no pudieron jugarlo en su día para la anterior generación, para los que quieran rememorar viejos tiempos o para darte el gustazo de volver a jugar a dos títulos que marcaron época. Lo que nos ofrece este pack con Bayonetta y Vanquish es una remasterización de dos juegos bastante diferentes, con lo que abarcará a más espectro de jugadores. Hack and Slash y acción al más puro estilo japonés es la oferta que Sega nos pone en la mesa con los dos protagonistas que tenemos por delante.

Vanquish es un juego de acción que coge lo mejor de las aventuras y del género shooter que hace 10 años estaba tan de moda y lo lleva al siguiente nivel. Une la acción frenética de un shooter junto con el tema de las coberturas que tanto éxito había tenido en otros juegos como Gears of War o Mass Effect y se saca de la manga un impresionante y divertidísimo juego que suponía un pelotazo y un éxito para el estudio.

Además de usar las coberturas para evitar los disparos, nuestro personaje es capaz de deslizarse durante un tiempo por el suelo gracias a unos propulsores que nos permiten entrar o salir de la acción en cuestión de segundos. Tenemos muchas opciones de mejora a la hora de disparar como ralentizar el tiempo para poder disparar donde queramos mientras estamos pasando de una cobertura a otra pero siempre sabiendo que el contador de propulsión es limitado y si nos equivocamos y nos quedamos a media acción sin barra de impulso, probablemente acabemos hechos papilla.

Buenos escenarios en los que tenemos que eliminar a todos los enemigos mientra vamos avanzando en una guerra sin cuartel, sin prácticamente poder respirar. Vamos a ir encontrando por el camino numerosas bonificaciones que nos mejorarán el equipo e incluso armas mejores que podremos utilizar o cambiar por la que tenemos pero siempre con un toque táctico ya que tenemos un límite de espacio para guardar armas. Vamos a tener que lidiar con gran cantidad de enemigos diferentes y de todo tipo, desde pequeños hasta mastodónticos mechas. Todo ello en un sinfín de situaciones, a cada cual mejor, que no van a dejar indiferente a nadie.

Al contrario, Vanquish engancha bastante y libera bastante adrenalina debido a su frenetismo, su continua obligación de movimiento y su variedad de historias, escenarios y situaciones. A nivel gráfico se nota la mano del estudio en esta remasterización que no tiene nada que envidiar a los juegos actuales. Recalcar la fluidez con la que se mueve el juego y los modelados y luces que se ven espectaculares. El doblaje al español también es de resaltar, que se ha mantenido desde la versión original y es un punto positivo para comprender todo mejor.

Por su parte Bayonetta, el más conocido, supuso un soplo de aire fresco al género hack and slash japonés que había sido dominado por Devil May Cry. Bayonetta era una bruja que venía a poner patas arriba el estilo de juego. Desde la simpleza, nos hacía meternos en la historia a base de golpes y combos de manera muy sencilla. Tan solo dos botones y gran cantidad de combinaciones para ir acabando con todos los enemigos.

Bayonetta nos ofrece muchísima acción, gran cantidad de golpes diferentes y sobre todo una historia muy buena que nos engancha rápido y nos hace empatizar con esta brujilla. Además de los golpes el juego nos ofrece otras sorpresas como el sistema de esquiva y de contraataque. Además de combate tenemos puzzles, batallas contra subjefes y jefes y todo a una velocidad que se nos iba de las manos. Cada momento en Bayonetta es único e irrepetible.

También hay momentos en los que podemos ir a mejorar nuestras marcas en los combates y subir los niveles de dificultad para que el juego suponga un reto para los más expertos. Podremos rejugar sin ningún problema el juego ya que siempre nos vamos a dejar algo atrás y vamos a tener la oportunidad de superarnos a nosotros mismos a nivel de combate. Algún punto negativo tiene el juego, pero con todo lo demás suplía esa carencia y no merece la pena ni hacer mención aquí.

Gráficamente el juego también luce espectacular y tan fluido con los 60fps que da gusto verlo moverse al ritmo que se mueve y sin bajadas de rendimiento de ningún tipo. Los desarrolladores con el remozado han conseguido que no pase el tiempo por Bayonetta y se vea tan fresco como si fuera nuevo.

Es cierto que Vanquish y Bayonetta son de los juegos que más veces han sido reeditados a lo largo de estos 10 años, pero este aniversario merece mucho la pena. Quizás si ya los tienes en su versión remaster, no merezca la pena el pack, pero si no los tienes o si los jugaste y fue en la pasada generación te animamos encarecidamente a que te hagas con este espectacular pack de los dos juegos de PlatinumGames que nos trae Koch Media, porque son frenéticos, son dos géneros totalmente distintos y dos juegos que debes jugar sin duda alguna. A veces es mejor dos buenos juegos de hace 10 años que uno nuevo que no tenga tanta calidad y Bayonetta y Vanquish son sinónimo de diversión.