Quantcast

Análisis Astérix & Obélix XXL 3 The Crystal Menhir – Vuelven los galos más famosos con una descafeinada aventura

Hace unos meses Meridiem Games publicaba la remasterización de Astérix y Obélix XXL 2 y tras ese divertidísimo juego, esperábamos algo similar para esta tercera entrega con los dos galos más famosos del mundo del cómic. Vuelven los dos icónicos personajes de Goscinny y Uderzo a repartir tortazos entre todos los romanos rodeados de la última aldea gala que resiste a la invasión de este imperio.

Si nos remontamos en la historia de los videojuegos, Astérix y Obélix siempre han tenido un lugar a lo largo de las distintas consolas. Primero como juegos de plataformas y más recientemente con la saga de XXL en el que pasábamos a un control libre en tres dimensiones que nos dejó quizás, con XXL 2, el mejor juego de estos simpáticos personajes. Por eso, al anunciar Microids, de la mano de Meridiem Games, la tercera entrega de XXL, todos teníamos las expectativas muy altas. Además hace unos meses se publicó la remasterización de XXL 2, un juego que hacía sátira de todos los personajes del sector de los videojuegos allá por el año 98, pero, quizás por eso, por nuestras altas miras con esta nueva entrega, nos hemos dado un pequeño golpetazo.

Astérix y Obélix XXL 3 nada tiene que ver con su predecesor. Nos encontramos una historia, eso sí, interesante, tendremos que ayudar a una bruja, amiga de Panorámix, druida de nuestro poblado, que ha sido secuestrada por los romanos. Para ello necesitamos reactivar el Menhir de cristal, una piedra inmensa capaz de destruir cualquier poblado. Esta piedra se reactiva reinsertando los tres cristales perdidos por el mundo. Tendremos que ir con Astérix, Obélix e Idéfix repartiendo mamporros para recuperar esos cristales.

La jugabilidad en este XXL 3 cambia totalmente con respecto a las anteriores entregas. Nos encontramos ante un juego de vista isométrica y de estilo Beat’em up. Si jugamos en solitario podremos ir cambiando entre personajes, cada uno con sus habilidades especiales, y si jugamos en cooperativo, cada jugador llevará a uno de ellos. Así pues recorreremos distintos lugares, distintos campamentos hasta hacernos con los cristales.

Tendremos un botón de puñetazo, y con los botones superiores de los gatillos podremos hacer un poder especial para poder lanzar por los aires a los romanos, hacer un ataque en carrera o quitar los escudos a los enemigos y girar sobre nosotros mismos si nos encontramos rodeados de romanos. También Astérix tiene la capacidad de tomarse una poción y tener fuerza sobre humana durante unos segundos mientras que Obélix puede hacer que Idéfix ataque y nos ayude unos instantes. Obélix también puede atacar con el Menhir de cristal que porta a su espalda.

El toque rolero está en la posibilidad de ir gastando las monedas del juego para ir mejorando estos poderes en un pequeño árbol de habilidades que se reduce a mejorarlos para que sean más potentes y tengan más duración y menos tiempo de recarga. Los enemigos no son muy variados y se reducen a unas cuantas unidades romanas con distintos ataques o algo más potentes con escudos pero a todas podremos ir quitándolas del en medio con unos cuantos golpes. Pero no se reducen a combates todo el juego si no que también, en ciertas zonas tendremos que hacer uso de sigilo, abrir caminos nuevos rompiendo árboles viejos, explorar el escenario para encontrar más monedas o incluso completar puzzles en cooperativo usando a los dos.

Gráficamente es un juego decente y que luce bien. Eso sí, el cuidado puesto en hacer a todos los personajes del cómic tan característicos y reconocibles lo han conseguido y va a hacer las delicias de los más fanáticos de la serie. Han utilizado animaciones tan conocidas como la de hacer volar a un romano dejando sus sandalias en el suelo, algo que agradecemos y que no debía faltar en un juego de Astérix y Obélix. La banda sonora ambienta bien la aventura sin sobresalir pero sin restar. El juego está con textos en español y voces en inglés, pero hemos echado de menos un doblaje al español, ya que este es uno de esos juegos que lo pide a gritos con las voces características de los personajes de las películas.

Astérix y Obélix XXL 3: The Crystal Menhir quizás había puesto las expectativas muy altas tras sus otras entregas y por eso mismo no ha alcanzado a cubrir esos mínimos y ha decepcionado un poco, aún así, es un juego divertido, familiar y que se deja jugar. Vamos a ver bastantes lugares del cómic y a los personajes más característicos y sí que os decimos una cosa, darle un porrazo a un romano y hacerle salir por los aires, es impagable. Además, jugar en cooperativo le da mucha más vida al juego. Este juego desarrollado por Microids y que nos llega gracias a Meridiem Games es ideal para jugar con niños y para los amantes de Astérix y Obélix.

Comentarios de Facebook