Quantcast

Que una persona ciega lea un libro impreso ya es posible

A través de OrCam My Eye, las personas ciegas pueden ‘ver’ y conocer a quien tienen delante, leer textos impresos, distinguir colores o reconocer billetes entre otras características.

El pasado jueves se celebró el Día del Libro, un día en el que muchos hubiéramos acudidp a la librería a comprar un ejemplar para regalárselo a un ser querido. Pero este año no, esta vez toca estar dentro de casa y aprovechar para releer los clásicos que tenemos en nuestras estanterías o buscar otros textos nuevos a través de redes sociales e internet.

Pero no todos pueden disfrutar de la lectura. En España hay más de un millón de personas con baja visión o ceguera, una discapacidad que les impide leer un texto impreso en la mayoría de las ocasiones, recurriendo al final a textos en braille o a la ayuda de alguien que se los pueda leer.

Fuente: OrCam.

Sin embargo, gracias al desarrollo de la tecnología y de la inteligencia artificial en los últimos años, una empresa de Israel ha sido capaz de fabricar un aparato que permite que los ciegos ‘vean’ gracias a una pequeña cámara que les chiva a quién tienen delante, qué billete tienen en sus manos o el color de la chaqueta que se van a poner. Y el producto tiene nombre: OrCam My Eye 2.

Hace unos meses ya les hablamos de este ingenioso aparato que es del tamaño de un dedo índice y que se coloca en las gafas sin problema, consiguiendo que OrCam vea lo que la persona con discapacidad visual tiene delante y, de esta forma, incrementar su autonomía a la hora de hacer la compra o leer su propio correo.

“Hay más de un millón de personas en España con baja visión que no puede realizar de forma autónoma las actividades del día a día. El ejemplo más claro es que, aunque tenga unas gafas con una graduación muy alta, no les permite leer un texto. Hay varios dispositivos orientados al mundo de la baja visión, pero OrCam está en un mundo aparte”, explica Fabio Rodríguez, responsable del producto en España, que añade que desde el primer momento ha sido muy bien acogido por las instituciones españolas, como la Sociedad Española de Retina y Vítreo.

Aunque ya hace 10 años que los fundadores de la empresa comenzaron esta gran aventura inclusiva, siendo los 5 primeros de estudio y pruebas en laboratorio, no ha sido hasta hace dos años y medio cuando OrCam aterrizó en España, llegando cuando la versión ya estaba perfeccionada aunque el producto sigue en continuo desarrollo, ya que cada nueve meses el dispositivo se actualiza de forma gratuita contando con nuevas herramientas como una lectura más rápida o la implantación del sistema bluetooth que permite que el usuario escuche las señales y descripciones a través de sus auriculares en vez de por el altavoz.

Leer un libro con un solo toque

Para poder usar OrCam sólo hacen falta dos cosas, tocar el producto y escuchar lo que dice. Es en el caso de los libros o las cartas, en las que solo con dar un pequeño toque sobre el papel el dispositivo saca una foto y lee todo lo que aparece, teniendo la opción de retroceder, adelantar o parar la lectura con pequeños gestos delante de la cámara.

Ignacio Ávila y Joan Font.

“A la hora de manejar un portátil, un móvil o una tablet algunas veces es complicado. Con OrCam al principio, como en cualquier aparato, te encuentras un poco perdido, no sabes cómo dar bien con el dedo en el texto… Hay que aprender cómo poner en marcha la lectura de un texto, pararlo, retroceder o adelantar, pero una vez que tienes un manejo bueno le puedes sacar mucho provecho”, explica el deportista paralímpico Ignacio Ávila, quien comenzó a usar OrCam gracias a Ópticas Cottet, uno de los patrocinadores del tándem que forma junto a Joan Font, campeones del mundo en su disciplina.

“Me llamaron según les presentaron el proyecto y analizaron para qué tipo de personas podía suponer una ayuda esencial. Mi sorpresa fue al ver el tamaño del aparato, ya que es como un dedo índice. Cuando me dijeron que dentro iba una cámara que podía ayudarme no me lo creía. Así que decidí probarlo y me di cuenta de que estaba en una nube, ya que OrCam me podía dar mucha autonomía a la hora de poder leer un texto, diferenciar los colores o incluso a la hora de hacer la compra”, añade el ciclista.

Al igual que Ignacio son cientos los usuarios de Orcam que la primera vez que tuvieron contacto con el dispositivo vivieron un momento especial e inolvidable y que el responsable de la marca recuerda. “Las primeras sensaciones son bastante interesantes y emotivas. He tenido situaciones en las que gente se ha puesto a llorar de emoción por poder volver a leer un libro físico, otros que están perdidos al principio porque al ser tan novedoso no saben cómo interactuar con él, pero que al pasar media hora con OrCam ya se manejan perfectamente porque es muy intuitivo”, añade Fabio.

Además de poder leer, gracias a este dispositivo Ávila reconoce que su autonomía ha incrementado considerablemente ya que, debido a su retinosis pigmentaria, hay muchas veces que en el supermercado ha identificado un producto únicamente por el color, con el riesgo que conllevaba traerse otro producto si éste había cambiado de formato.

“Un hombre está delante de usted”

Entre las principales funcionalidades de OrCam My Eye se encuentra la de reconocer caras previamente guardadas y la alerta de la presencia de personas delante del usuario. Esto permite que las personas ciegas o con baja visión puedan saber con quién están hablando o se acaban de encontrar.

Fuente: OrCam.

Para que el dispositivo reconozca a la persona hay que guardar su rostro previamente, teniendo la posibilidad de guardar hasta 100 personas. También, gracias al funcionamiento sencillo y cómodo, podemos saber la fecha y la hora sólo con levantar la mano como si fuéramos a mirar el reloj, sin necesidad de llevar puesto un, y saber qué billete tenemos en la mano, ya que el dispositivo lleva memorizado todos los billetes que actualmente se encuentran en curso.

“Animo a todos a probarlo para saber la autonomía que te puede dar en la calle, en el supermercado o en tu casa a la hora de vestirte, y después que se dé cuenta de que ya no va a hacer falta que esperes a que nadie para ir al supermercado o te lea una carta del banco o un certificado, ya que OrCam lo va hacer a para que solo lo escuches tú, ofreciéndote la misma intimidad que cualquier persona sin problemas de visión”, expresa Ignacio.

Los interesados en adquirir este producto pueden hacerlo a través de su web o en las decenas de distribuidores repartidos por toda la península y que se pueden consultar también en uno de los apartados del portal digital.

Comentarios de Facebook