miércoles, 30 septiembre 2020 6:04

Comienza la tramitación parlamentaria de la ilegalización de las esterilizaciones forzosas por discapacidad

CERMI y CERMI Mujeres lo califica de “hito histórico”. Según el Consejo General del Poder Judicial, en la última década se han practicado en España más de un millar de esterilizaciones forzadas, la mayoría de ellas en mujeres.

La Fundación CERMI Mujeres y el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) consideran que es un “hito histórico” el hecho de que haya dado comienzo la tramitación parlamentaria para prohibir las esterilizaciones forzosas o no consentidas a personas con discapacidad incapacitadas judicialmente, una práctica que sufren principalmente adolescentes y mujeres con discapacidad.

Tras los pasos dados con anterioridad por estas entidad, el Pleno del Senado ha aprobado la toma en consideración de una proposición de ley registrada por Ciudadanos, “partido que se hizo eco de la propuesta del CERMI y CERMI Mujeres», que modifica el artículo 156 del Código Penal, con el fin de eliminar el párrafo que despenaliza las esterilizaciones no consentidas en el caso de personas con discapacidad incapacitadas judicialmente.

En la exposición de motivos, el senador de Ciudadanos Tomás Marcos declara que la “esterilización forzada” es una práctica más extendida de lo que la opinión pública considera». Según datos del Consejo General del Poder Judicial, en la última década se han practicado en España más de un millar de esterilizaciones forzadas, la mayoría de ellas en mujeres.

La proposición de ley plantea también que las personas que lo requieran cuenten con la información en formato accesible para la toma de decisiones y que se le brinden todos los apoyos necesarios, sin sustituir nunca su voluntad.

A juicio de CERMI Mujeres, se trata cualitativamente “de una de las vulneraciones de derechos humanos más flagrantes que se siguen perpetrando en el Estado español”.

Además, denuncia que las esterilizaciones no consentidas atenta “frontalmente” contra los principios y mandatos de tratados internacionales como la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad o el Convenio de Estambul.

“Infantilización de las mujeres con discapacidad”

Para CERMI Mujeres, prácticas como esterilizaciones forzosas, abortos coercitivos y la falta de accesibilidad de los servicios de atención sexual y reproductiva, entre otras cuestiones, “son fruto de la eterna infantilización que se hace de las mujeres con discapacidad, a quienes se les cuestiona su capacidad de reproducirse por desconfianza, prejuicios de una sociedad que todavía es, en muchos casos, capacitista y patriarcal”.

Durante el Pleno, la práctica totalidad de los partidos políticos manifestaron su apoyo a una iniciativa que, como señalaron, da cumplimiento a los mandatos y observaciones realizadas por diferentes organismos y tratados de Naciones Unidas.