Quantcast

Qué es el Finiquito

Al terminar una relación laboral, existen una serie de aspectos que se deben considerar en el momento, cosa que es de importancia tanto para empresarios como trabajadores. De esta manera ambas partes se ahorran problemas y no se arriesgan a la perdida de dinero. El finiquito es uno de estos, un documento laboral y de carácter legal, utilizado al momento de terminar una relación entre el empleado y la empresa.

Dentro de este documento, cualquier vínculo entre las dos partes debe estar perfectamente especificado, dejando claro las actividades llevadas a cabo por el empleado que está saliendo. De igual forma, en el texto debe estar la información fundamental para que el nexo quede correctamente claro.

¿Qué partes posee un finiquito?

Finiquito
Un acuerdo enre ambas apartes.

Un finiquito correcto debe contar con las siguientes partes:

  • La propuesta de una liquidación por parte del contratador, ya sea por motivo de culminación del contrato laboral, despido o por el cese mediante acuerdo mutuo.
  • Identificación de deducciones, retenciones y devengos del dinero del empleado.
  • Liquidación a cobrar por el empleado.
  • Las firmas correspondientes de la empresa y el empleado.

Dentro del concepto del finiquito debe ir estrechamente vinculado con el de “indemnización por despido”. El cual será el pago cobrado por el empleado al dar por finalizada su relación con la empresa. Cabe resaltar, que estos serán siempre en función de los años en que haya trabajado.

Es decir, que cuando el trabajador se declare haber sido despedido de forma improcedente, este puede exigir una indemnización extra, todo depende de su contrato laboral.

¿Qué debe incluir un finiquito?

Finiquito
El documento debe ser claro

En el documento deben ir señalados los días trabajados y no pagados durante el mes, esto significa que si te pagan de forma quincenal, y decides renunciar el día 5, te toca el pago de esos 5 días.

Incluye también la parte proporcional del aguinaldo junto a la parte proporcional de tus vacaciones, además de otras prestaciones como utilidades, bonos, comisiones, vales y fondo de ahorros.

¿Cuándo corresponde?

Finiquito
Al romper vínculos con la empresa.

Al momento de renunciar a tu empleo de forma voluntaria, decidiendo finalizar el contrato por conveniencia de tus intereses personales. También al culminar tu contrato temporal.

O cuando te despiden, sin importar si es de manera justificada o no. Igualmente cuando se incurre en una falta grave cometida al contrato laboral. Del mismo modo en caso de invalidez o por enfermedad. Siendo este caso se anexará tu prima correspondiente. Y finalmente por muerte del trabajador.

¿Liquidación y finiquito son lo mismo?

Finiquito
¿Cuál es la diferencia entre los dos?

No, son conceptos absolutamente diferentes y que no se deben confundir. Para que se aplique la liquidación, se deben presentar los siguientes escenarios: La empresa cancela tu contrato por causas que no tienen nada que ver con tu trabajo, o sea, el cierre de la empresa o que tu cargo sea eliminado de la nómina. Te corresponde en caso de ser despedido sin justificación o si decides renunciar a tu puesto por alguna falta a tu contrato por parte de la empresa.

En la liquidación se debe incluir una prima por antigüedad, 20 días de salario por año trabajado (solo en caso de que sea un despido injustificado) y 3 meses de salario.

Cabe señalar que si te despiden, la empresa no está obligada a darte una liquidación.

¿Cómo se calcula?

Finiquito
Cobro del finiquito

Como se ha mencionado ya a lo largo de este artículo, tu finiquito debe incluir todos los pagos de tu mes/quincena por los días que trabajaste, de igual manera la parte proporcional de tu aguinaldo, vacaciones y otras prestaciones que hayan estado dentro de tu contrato, incluyendo tu prima por antigüedad.

Ahora bien, ya recordado todo esto podemos proceder a calcular cuánto nos corresponde, pero ¿de qué forma podemos calcular todo esto por nuestra cuenta?

Para poder conocer la cantidad que nos corresponde, es bien importante conocer la fecha en la que ingresaste en la empresa y la fecha de tu salida de la misma, el salario diario (que puede consultarse en tus recibos de nómina) junto a la cantidad de días que trabajaste.

Cabe recalcar que es de suma importancia que sepas cuántos días de vacaciones tienes pendientes, y el porcentaje que te da la empresa de prima vacacional y el aguinaldo.

Teniendo todos estos datos ya a la mano, seguiremos con los pasos para calcular tu finiquito: 

  • En primer lugar multiplica los días trabajados no pagados por tu sueldo diario.
  • A continuación, calcula tu aguinaldo multiplicando tu salario diario por los días de aguinaldo que te da la empresa. Luego de eso divide tu resultado entre los 365 días del año y después lo multiplicas por los días que trabajaste durante el año en curso.
  • Seguidamente, multiplica tu salario diario por los días de vacaciones que no tomaste, y luego lo divides entre 365. De esta forma calculas tus vacaciones. Enseguida multiplica el resultado por el total de los días que trabajaste y nuevamente lo multiplicas por el salario diario.
  • Para calcular el monto de tu prima vacacional, multiplicas el resultado de la parte proporcional de tus vacaciones por 0.25.
  • Finalmente, sumas todos los montos y obtendrás el aproximado de tu finiquito.

Cabe recordar que el resultado es solo una cantidad estimada.

Ahora sabes con lujo de detalles sobre lo que concierte a tu finiquito, qué lo conforma y cuándo te corresponde, y recuerda siempre hacer cumplir tus derechos como trabajador.

Comentarios de Facebook