Compartir
Servimedia

El PSOE insistió este martes en pedir a Partido Popular y Ciudadanos que “se abstengan” y “no obstaculicen la formación” de un gobierno “cuanto antes” y que, por tanto, se “abstengan “en la investidura de Pedro Sánchez como presidente.

Así lo trasladó la vicesecretaria general del PSOE y portavoz parlamentaria, Adriana Lastra, en la rueda de prensa que ofreció para dar cuenta de las reuniones de Pedro Sánchez con Albert Rivera y Pablo Casado.

Según la ‘número dos’ del PSOE, el “resultado de las cuatro elecciones hablan por sí solo” y pasa por un “gobierno liderado por el PSOE”, cuestión de la que PP y Cs “prefieren no darse por enterados y se han instalado en la estrategia de impedir que se forme el gobierno que los españoles han decidido”.

Por ello, les preguntó cuál es su alternativa pero, según Lastra, “no hay” ninguna que puedan “poner sobre la mesa”. Aprovechó para criticar que PP y Cs lleguen a acuerdos con Vox porque blanquean a la ultraderecha y son la llave y el picaporte para entrar en las instituciones y, sin embargo, bloquean al gobierno de la nación cuando “no hay otra alternativa a un gobierno liderado por el PSOE”.

Tras los contactos de Sánchez con Casado, Rivera e Iglesias, comentó que se reunirán a partir de mañana con “todas las fuerzas” excepto la “ultraderecha” de Vox y Bildu. En esos contactos “dentro de la cortesía parlamentaria” están también ERC y Junts aunque “lo que descartamos es que la gobernabilidad, la investidura, dependa de los partidos independentista. Por eso, seguimos apelando al PP y a CS”, insistió.

POR IMPERATIVO

Preguntada por qué ella, que en 2016 defendió el ‘no es no’ a la investidura de Mariano Rajoy y acabó votando “por imperativo, abstención”, reclama a PP y Cs que se abstenga, Lastra explicó que la “diferencia” con aquel momento es que “sí había una alternativa, como se vio en una moción de censura, y lo que había también (PP) es un partido corrupto”.

LA REACCIÓN DEL PP DE PABLO CASADO

El presidente del PP, Pablo Casado, echó este martes un cable indirecto al líder de Podemos, Pablo Iglesias, al constatar que, en relación a la investidura de Pedro Sánchez, “la pelota está en el tejado de los partidos de izquierda”, que un pacto entre ellos “sería lo lógico” y que, si no lo hay, serán “ellos los que tienen que explicar a su electorado por qué no llegan a un acuerdo”.

Lo hizo en la rueda de prensa que ofreció en el Congreso de los Diputados tras reunirse allí con Sánchez, a quien confirmó que “el PP no va a apoyar su investidura ni se va a abstener”, porque “es lo coherente con el mandato que nos dieron los españoles para liderar la oposición”.

Eso sí, aclaró que “no va a poner impedimentos a que UPN (su socio en Navarra) pudiera abstenerse” en la investidura y tampoco a que lo haga Coalición Canaria ni aunque llegue a algún acuerdo con el PP para el Gobierno autonómico, porque prefiere que la mayoría insuficiente de PSOE más Unidas Podemos “se complete no con partidos nacionalistas sino con partidos regionalistas”. En cualquier caso, dijo que espera que la investidura “se desarrolle pronto”, aunque le gustaría que el PSOE explicara “para qué” quiere gobernar, pues a su juicio no lo ha hecho aún.

Casado se refirió con un punto de ironía a “esa modalidad nueva del Gobierno de cooperación” que acuñaron esta mañana en su reunión Sánchez e Iglesias, pero afirmó que “sería lo lógico” que lo pactaran, ya que lo han hecho en las comunidades y ayuntamientos donde han podido sumar y también en la moción de censura y el debate de Presupuestos y la moción de censura, donde, recordó, Iglesias “participó en la negociación para convencer a otros partidos”.

A preguntas de los periodistas, el líder del PP afirmó que “por respeto a mi interlocutor”, Sánchez, no le recordó su célebre “no es no” con el que se negó a abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy, pero en la rueda de prensa certificó que “está en la mente de todo el mundo” que Sánchez “fue muy enérgico” en un momento en el que, a diferencia del actual, ya había habido unas segundas elecciones y no había mayoría alternativa.

Ahora, para Casado “sería una irresponsabilidad someter a los españoles a un quinto proceso electoral”, y además él cree que “no va a ser necesario”, porque está “convencido de que, si no sale en la primera vuelta, saldrá en la segunda” la investidura de Sánchez. Así dedujo de que Podemos ya no hable expresamente de coalición y se plantee sólo ministerios de índole social o incluso se baraje la inclusión de independientes. Pero, en definitiva, concluyó que “la pelota está en el tejado de los partidos de izquierda”, y, si no hay finalmente un pacto, serán “ellos los que tienen que explicar a su electorado por qué no llegan a un acuerdo”.

(SERVIMEDIA)