Compartir

El rey Felipe recibe hoy la Orden de la Jarretera de manos de la reina de Inglaterra en un acto que se celebra en el castillo de Windsor. Se trata de la distinción de más alto rango y la más antigua que ofrece la monarca británica.

Isabel II concedió esta distinción a Don Felipe en julio de 2017, en el marco de la visita que realizó al Reino Unido con Doña Letizia,  y que el rey ya lució en la cena de gala en Buckingham. Sin embargo, no ha sido hasta ahora cuando se oficializa su entrada en la alta Orden.

Como manda la tradición, la entrada en la Orden se formaliza con una ceremonia en la capilla de San Jorge, en Windsor, a las afueras de Londres, que se celebra tras una procesión a cargo de la muy Noble Orden de la Jarretera en el recinto del castillo y en la que participan los miembros de la familia Real.

En la jornada de este 17 de junio, Isabel II no solo otorgará la alta distinción a Don Felipe, también al rey Guillermo de Holanda y todos recorrerán a pie el camino hacia la capilla, con la capa, la banda azul y el sombrero con larga pluma blanca, así como el resto de atributos que forman parte del uniforme de la Jarretera.

Fue el rey Eduardo III de Inglaterra quien, según la Casa Real Británica, en 1348, inspirado en las historias del rey Arturo y sus caballeros de la mesa redonda, creó la Jarretera, para premiar el valor y la lealtad.

En el pasado, también el Rey Juan Carlos I recibió la Orden de la Jarretera de manos de Isabel II, en 1989.