Compartir

Terelu Campos continúa recuperándose de la doble mastectomía a la que se sometió el pasado mes de octubre y el posterior implante de pechos, en un proceso que está resultando un calvario por los dolores que padece y que sólo puede controlar tomando morfina, según ha informado ‘Jaleos’.

Según la sección de corazón de ‘El Español’, aunque la presentadora ya contaba con que tendría molestias,  los “dolores están siendo insoportables” y tiene que acudir al hospital con  “más frecuencia de la que le gustaría”. Según este mismo medio, “la morfina” aparece como “el único remedio con el que consigue paliar los dolores”.

Terelu se encuentra “más triste y apagada” que nunca, continúa el diario digital, y “está desesperada” por volver a desempeñar su trabajo como colaboradora en ‘Sálvame’, y también en el negocio de joyas que ha tenido que aparcar “de forma temporal”.

A la espera de una pronta recuperación para volver a su vida normal, la hija de María Teresa Campos, según añade ‘Jaleos’, encuentra refugiada en los suyos. “Las amigas la sacan de casa cuando pueden para que se distraiga”.