Quantcast

Reclamar los intereses de tarjetas revolving nunca fue tan fácil

Es posible que alguna vez hayas oído hablar sobre las tarjetas revolving, pero la realidad nos dice que la gran mayoría de personas no conocen, realmente, qué es este producto y qué utilidades tiene para los ciudadanos. Básicamente, estas tarjetas nos permiten aplazar el pago de las compras que hagamos, siempre con una cuantía límite previamente establecida. Disponen de un crédito que disminuirá a medida que el usuario vaya realizando compras, y se recuperará a medida que este salde las deudas correspondientes a los pagos aplazados.

Este instrumento siempre se ha visto relacionado con mucha controversia, siendo habitual escuchar noticias sobre la reclamación de los intereses de tarjetas revolving. El principal problema de las tarjetas viene cuando el usuario decide amortizar su deuda pagando en varios plazos, ya que las entidades, en estas condiciones, suelen cobrar unos intereses muy elevados, que son considerados abusivos por gran parte de su clientela.

Modalidades de pago de las tarjetas revolving

Como hemos visto, las tarjetas revolving permiten aplazar las compras que realice el usuario con la propia tarjeta. Para devolver este crédito a la compañía que la emite, existen dos modalidades de pago:

  • Pago único. En ella, el cliente pacta una fecha para realizar la devolución del importe, quedándose un importe fijo que el propio cliente conoce con antelación.
  • Pagos fraccionados. Aquí, el cliente fija mensualmente una cantidad concreta del crédito que tendrá que devolver periódicamente a la empresa emisora.

En el segundo caso es donde se presenta la controversia, ya que las empresas empiezan a cobrar unos intereses abusivos que se van acumulando mes a mes, y los clientes terminan pagando más intereses que amortizaciones en su cuota mensual. Un buen ejemplo lo encontramos en los intereses abusivos de la tarjeta Wizink, que van desde un 27,24 % TAE aplicado al capital de las compras hasta el cobro de cuotas y comisiones por mantenimiento o reclamación de cuotas impagadas.

¿Es posible reclamar los intereses de las tarjetas revolving?

Los ciudadanos que tengan problemas a la hora de pagar deudas pueden optar por pedir la llamada “Ley de segunda oportunidad”, la cual permite (de manera legal) a las personas llegar a un acuerdo con acreedores para salir de situaciones de insolvencia, ya sea a través de un aplazamiento, un descuento o una cancelación de sus deudas, que pueden ser provenir de préstamos, tarjetas revolving, microcréditos, deudas con Hacienda…

Pese a la gran utilidad de esta ley, es cierto que el proceso para ponerla en marcha tarda bastante tiempo, generalmente desde 1 hasta 2 años desde su comienzo. David Alfaya, abogado de Asesority, recomienda si el problema del consumidor está relacionado con posibles condiciones abusivas en su tarjeta revolving o préstamo, realizar una reclamación para anular los intereses y estudiar la opción de solicitar la Ley de segunda oportunidad. Los juzgados españoles los están anulando en la actualidad los intereses por usura, como podemos observar en las sentencias del Tribunal Supremo contra los intereses de las tarjetas Wizink y BBVA.

Asesority.com te ayuda a recuperar tu dinero de abusos bancarios desde tu móvil, 100 % online, de una forma sencilla y sin pagar nada por adelantado. En solo unos minutos, podrás reclamar los intereses abusivos de tu tarjeta revolving, de cualquiera de las entidades financieras más conocidas en España: BBVA, Wizink, Santander, Bankia, entre otras.

Comentarios de Facebook