martes, 22 septiembre 2020 18:26

Qué es un portfolio

Un portafolio bien hecho puede ser lo que necesitamos para acceder a nuestro puesto de trabajo ideal.Todos sabemos que la competencia en el mundo laboral cada vez es mayor. Destacar entre la multitud se vuelve imprescindible. Y para ello hace falta algo más que tener un buen curriculum, hay que saber venderse. Saber mostrar qué es eso que nos hace únicos y nos convierte en los candidatos ideales para un puesto. Especialmente en los trabajos creativos, ya se trate de fotógrafos, diseñadores, especialistas en marketing digital, etc. contar con un portfolio digital para poder mostrar los trabajos es básico en nuestros días.

Pero ¿qué es exactamente un portfolio? y ¿cómo se hace un portfolio digital? A lo largo de este artículo  trataremos de despejar tus dudas y de darte algunas ideas.

Qué es un Portfolio

Qué es un portfolio

Un portfolio es una manera de presentar nuestros mejores trabajos de modo organizado para que puedan ser valorados por nuestros futuros empleadores o clientes. Un portfolio es la mejor manera de dar una imagen de nuestro trabajo, de aquello que somos capaces de hacer y de lo que nos sentimos orgullosos. Se convierte en una herramienta fundamental para causar una impresión positiva en nuestros empleadores o clientes. Por eso, es muy importante dedicar tiempo y esfuerzo a crear un buen portfolio.

El origen de los portfolios está en el mundo artístico, se trataba de presentar y dar a conocer a los artistas a través de una adecuada presentación de sus obras. Pero el origen del portfolio digital se relaciona con el mundo de la educación, se trata de una herramienta que permite mostrar el desarrollo, la evolución y los logros de los estudiantes. De ahí se ha hecho extensivo al resto de los ámbitos profesionales.

La imagen que queremos dar a través del portfolio

Qué es un portfolio

Más allá de ser una mera recopilación de todos nuestros trabajos, a la hora de realizar nuestro portfolio tenemos que valorar su función y los objetivos que buscamos conseguir. Para ello debemos plantearnos una serie de cuestiones que nos ayudarán a la hora de enfocarlo. Veamos algunas:

  • ¿Dentro de tu campo qué es lo que te hace diferente? ¿En qué destacas?
  • ¿Cuáles son los valores más importantes para ti en el ámbito profesional?
  • ¿Cuál es el estilo con el que buscas que te identifiquen?

Hoy en día, la mayor parte de los portafolios son digitales, entre sus ventajas está su fácil actualización y el permitir el acceso desde cualquier lugar del mundo a través de diferentes plataformas. Aunque es cierto, que los portfolios clásicos en forma de libro, para trabajos puntuales que precisan de una visión más física pueden ser una gran ayuda.

Qué trabajos se deben incluir en el portfolio

Qué es un portfolio

Como hemos dicho el portfolio no tiene que incluir todos nuestros trabajos sino ser una recopilación de los mejores. Eso sí, debe ser una recopilación representativa y lo suficientemente significativa.Tienes que intentar saber cuál es tu público potencial y seleccionar aquellos trabajos que más les pueden interesar, puedes hacer investigaciones a partir de lo más demandado por el mercado. Una vez que has hecho la selección debes ordenarlos por categorías y organizar el contenido dándole un contexto, de modo que tus trabajos principales destaquen más.Si estás realizando el portfolio para un trabajo en concreto te será fácil enfocarlo en los requerimientos del puesto.

Una idea es que aunque estés realizando un portfolio digital puedes crear la opción para que tus trabajos puedan descargarse en formato pdf, esto ayudará mucho a visualizarlos mejor a las personas que estén interesadas.

Cómo presento mi portfolio

Quizás el mejor modo de presentar un portfolio digital es a través de una página web.Si no estás seguro de si podrás elaborarla por tu cuenta, siempre tienes la opción a contratar  a un creativo que la haga por tí, evidentemente tendrás que invertir un dinero pero el resultado será de calidad. De todas formas con un poco de paciencia y una mínima inversión hacerlo en plataformas como WordPress está prácticamente al alcance de todo el mundo.

Presentar tu portfolio en una página web bien hecha da una sensación de profesionalidad. Te permite adaptarla a tu estilo y necesidades, creando menús y además no dependerás de plataformas externas.

Es muy importante que incluyas un apartado en el que expliques tu biografía, es decir, quien eres profesionalmente y contextualices tus trabajos. Y también que incluyas de modo destacado el apartado de contacto.

Si no te atreves con una página web, siempre puedes crear un blog con WordPress, Blogger o Tumbrl (aunque lo ideal es combinar los dos formatos). Un blog te permite ir desgranando tu proceso de trabajo, no solo presentar el resultado final. Incluso si lo haces bien puedes darle la apariencia de una página web.

Utilizar sitios gratuitos como Wix no es recomendable porque cargarán tu página de publicidad y afearán tu portfolio.

También puedes optar por espacios específicos para alijar portfolios online como Domestika o Behance. Sin embargo, no tendrás pleno control sobre estos sitios y puede que se pasen de moda. Aunque como contrapartida te permitirán ponerte en contacto con profesionales de tu mismo campo.

¿Cómo utilizo las redes sociales?

Las redes sociales son un buen complemento a tu portfolio, pero no es recomendable que las utilices como medio único de subir tu portfolio, en ellas es difícil etiquetar y buscar los trabajos y no controlas su presentación. Pero si son ideales para incluir muestras de tu trabajo y animar a los interesados a visitar tu portfolio completo.