Compartir

Tener una cuenta personal en Google abre la puerta a muchos servicios increíbles y gratuitos, como Google Drive, Google Docs o Youtube. Estas herramientas se usan en muchos ámbitos de la vida, ya sean profesionales o personales, pero sin duda un ámbito de lo más interesante es el ámbito educativo, ya sea para padres, profesores o alumnos y alumnas. Las herramientas que facilitan el proceso de enseñanza-aprendizaje tienen un valor incalculable. En este sentido, Google está potenciando una herramienta excelente de ayuda al aprendizaje, y no es otra que Google Classroom, dentro del pack de herramiengas de GSuite for Education. 

La herramienta Google Classroom es idónea para trabajar en los ámbitos educativos, y tiene entre otras funcionalidades la de almacenar archivos y trabajar sin papel, de forma digital, todo ello en una estructura de clase, con un profesor/a, uno o varios para trabajar de forma colaborativa, y alumnos o alumnas. Pero, ¿cómo se puede empezar a usar Google Classroom en el aula y qué opciones tiene? Veamos la información más importante a continuación. 

Configurando la herramienta

Para comenzar, se necesita una cuenta de GSuite for Education. Google provee muchas otras herramientas además de Google Classroom en este pack para los profesionales de la educación. Para realizar el proceso de registro basta con visitar https://classroom.google.com. Una vez se ha creado la cuenta, se puede crear un aula, y en el aula se pueden crear una o varias clases, clases en las que se podrán registrar y asociar los alumnos. Para entrar en la clase los alumnos necesitarán el código de la clase que funcionará como contraseña. 

Funcionalidades de Google Classroom

Seguramente muchos docentes han usado Moodle hasta ahora para gestionar sus lecciones en el día a día. Moodle proporciona algunas funcionalidades que Google Classroom también tiene, aunque la puesta en marcha de la herramienta de Google es casi inmediata como se puede comprobar en la configuración sencilla. 

Materiales de clase

Cada clase genera una carpeta de Google Drive de la clase. Dado que muchas personas ya están familiarizadas con estas herramientas, la curva de aprendizaje de esta plataforma de Google Classroom es muy peculiar, el tiempo a emplear para aprender a manejar esta plataforma es realmente corto. La herramienta se domina al poco tiempo de empezar a usarla. 

En la carpeta de Google Drive el profesor podrá almacenar todos los materiales necesarios para comenzar las lecciones, el plan de estudios, las normas establecidas, o los contenidos más estáticos en cuanto a información que los alumnos necesitarán tener a mano para seguir las lecciones durante el transcurso de las lecciones. La idea es que estos materiales siempre estén accesibles de forma rápida y sencilla. 

Tablón de anuncios

De nuevo el tablón de anuncios será muy familiar para todos los alumnos, debido a que tiene un aspecto similar al timeline de Facebook u otra red social con este formato de presentación de contenidos con diferentes formatos ordenados según su publicación más reciente. El profesor puede escribir allí anuncios, publicarlos al momento o programarlos, para que los alumnos tengan en cuenta los avisos que allí se publiquen. Estos avisos pueden ser respondidos por los alumnos en caso de que haya alguna duda al respecto. El tablón de anuncios es lo primero que se ve al acceder a la clase, de forma que nadie se pierda la información más relevante.

Tareas

La segunda pestaña principal del menú principal de Google Classroom es la de tareas. Allí, el instructor puede crear una tarea, de formato libre o bien una autoevaluación o una pregunta, que se puede asignar a toda la clase o a uno o varios alumnos en concreto. Esto es muy útil en casos que se quiera trabajar de forma más individualizada con alumnos y alumnas. 

Una tarea o un contenido estático puede ser simplemente un link o enlace externo, tal como una actividad de cualquier web de juegos educativos. Estos links serán accedidos por los alumnos, de forma que se abrirá una pestaña adicional en la que se cargará esa actividad educativa para que la clase pueda trabajar en ella o realizar la tarea encomendada por el profesor. 

La otra gran ventaja que proporciona Google Classroom en las tareas es que los alumnos pueden ver su calificación de forma inmediata. Las calificaciones son almacenadas por el sistema y las tareas pueden ser comentadas por el profesor para que los alumnos comprendan mejor la corrección. 

Conexión con Google Calendar

Como no podía ser de otra forma, Google Classroom no solo conecta con Google Drive, también lo hace con Google Calendar para almacenar las fechas clases en los procesos de aprendizaje, ya sean deadlines o fechas de pruebas de conocimiento. 

Conexión con APPs externas

El API de Google es fácilmente programable para los desarrolladores de otras aplicaciones, y por tanto la conexión con otras aplicaciones va a ser muy fácil y cada vez más frecuente. Algunas conexiones ya existentes para sacar partido a Google Classroom son FlipGrid, Geogebra, Khan Academy, Mathgames, Opened, Quizlet, Duolingo o Edulastic. De esta forma, se podrá usar Google Classroom de forma conjunta con otras aplicaciones educativas interesantes. 

 

En conclusión, Google Classroom, dentro del conjunto de herramientas GSuite, es una herramienta muy potente, versátil, y sencilla de usar tanto para instructores como para alumnos, y plantará cara a Moodle en los próximos años debido su sencilla configuración, puesta en marcha y uso cotidiano. El entorno de aprendizaje de Google es tan conocido para todas las personas que permite un tiempo de aprendizaje para usar la herramienta muy corto. Su sencillez no está reñida con la potencia que proporciona, puesto que los contenidos se pueden programar, personalizar, reutilizar, y cualquier recurso online es fácilmente agregado en las tareas de la clase para que los alumnos puedan consultarlo o realizar alguna acción relacionada con él. Los alumnos acceden de forma online al material y a las tareas, solo necesitando un dispositivo conectado a internet y una cuenta de Google. Los alumnos pueden entregar evaluaciones, y la herramienta recopilará sus calificaciones. Ahora bien, como todo recurso, deberá ser bien planificado para proporcionar una buena experiencia de uso, contribuyendo a un mejor aprendizaje, buen uso de recursos digitales y accesibilidad por parte de los estudiantes.