Quantcast

Formentera: El Caribe en España

Formentera es esa pequeña isla paradisíaca de España, a la que se puede llegar rápidamente desde distintas partes de la península así como desde otras islas y que se erige como un lugar idóneo para pasar unas agradables vacaciones rodeadas de naturaleza y tranquilidad.

No se necesitan demasiados días para conocer todos los rincones y secretos que alberga esta isla, pero si quieres disponer de toda la libertad para recorrerla cómo y cuando quieras, deberías alquilar un coche nada más llegar a la isla, concretamente a su puerto, que es el único lugar de entrada y salida de la misma. Existen empresas de alquiler de coches baratos en Formentera, por lo que podrás destinar el resto de tu presupuesto a disfrutar de la maravillosa gastronomía y llenar el tanque de combustible para recorrer la isla en busca de los mejores paisajes y rincones de interés que esta tiene para mostrarte.

Lugares de interés en Formentera

Playa de Ses Illetes

Se encuentra en el extremo norte de la isla, al noreste del puerto deportivo y se caracteriza por su arena blanca y unas aguas azules que invitan a darse un baño en ellas. Forma parte del parque natural Ses Salines y sus aguas albergan un ecosistema protegido de praderas marinas. Nada mejor para disfrutar de la costa tumbado en la playa bajo una sombrilla.

Los faros y las torres de vigilancia

La costa de Formentera es muy variada, repleta de acantilados rocosos y playas de arena, pero también podemos encontrar distintos faros y antiguas torres de vigilancia, que se remontan a la época en la cual la isla era famosa entre los piratas que surcaban el mar Mediterráneo. Eran parte del sistema de defensa de la isla y dominan casi todos los rincones de Formentera, sirviendo ahora como puntos de referencia en las playas, siendo las más importantes las torres de Punta Prima y La Gavina.

San Francisco Javier

Después de disfrutar de las playas de la isla, qué mejor que visitar el centro cultural de Formentera. Este pueblo tiene una red de callejones y pequeñas plazas dignas de ser admiradas, que muestran la arquitectura típica de la isla y sumergen a los visitantes en la antigüedad. Podrás visitar el museo de Etnografía de Formentera o la iglesia de San Francisco Javier, entre otras cosas.

Parque natural Ses Salines

La mayor parte de la isla es un parque natural, con todas sus cualidades. Si te diriges al norte de la misma, llegando casi hasta la punta de la isla, encontrarás este precioso parque, que dispone de marismas, humedales y una amplia reserva marina que engloba el cauce entre Formentera e Ibiza. Se trata de un lugar de cría para muchas especies de aves, incluidos flamencos y halcones, lo que hace que las vistas sean especialmente impresionantes. Además, es uno de los mejores lugares para contemplar el atardecer, momento en que las aves deambulan por el cielo.

Formentera es un lugar idílico para pasar unas vacaciones y desconectar de la rutina. Sus paisajes y su abundante naturaleza te cautivarán y te harán repetir en más ocasiones. Nada más llegues a la isla, alquila un coche y no dejes ningún rincón por visitar, pues será muy difícil encontrar nada igual en otra parte del mundo.

Comentarios de Facebook