Compartir

Hace años a nadie se nos ocurriría comprar algo tan importante en nuestra casa como un sofá o un colchón online, de hecho, si preguntas a tus padres quizás tampoco se lo planteen. Prefieren los inconvenientes que ofrece el comercio físico, desplazarse a las afueras de la ciudad a la exposición, pagar un precio más elevado y una gama mucho más reducida en la que elegir, pero tocar el producto parece que les da seguridad.

En cambio, nosotros hemos crecido prácticamente con la compra online, para nosotros es más natural hacer compras online, mucho más rápido, más barato y encima nos permite elegir entre una interminable lista de productos que los vendedores, al no tener pagar por una exposición física nos pueden ofrecer.

Lo que más nos puede sorprender a nosotros es que antes nuestros padres compraban sofás o colchones basándose en su criterio y la opinión del vendedor, normalmente interesada en vender los productos que tenían en la exposición, pero hoy en día la gente se basa mucho en las opiniones de los demás, por eso no necesitamos ver los productos físicamente, si vemos un sofá de determinado modelo rápidamente vamos a buscar opiniones de otros usuarios sobre ese producto, y eso determinará nuestra decisión de compra final.

Ventajas de comprar tu sofá online

Como hemos visto son cada vez más los usuarios que se decantan por comprar su sofá en una tienda de sillones online, por las ventajas que ofrecen que son muchas y te detallamos a continuación,

Por precio – Esta es la primera ventaja que llama la atención, los compradores buscamos el mejor precio por encima de todo y luego ya comparamos servicios, calidades y demás. Pero un buen precio llama nuestra atención, ¿cómo lo consiguen los vendedores online de sofás? Pues muy sencillo, evitando tener que pagar enormes alquileres por las naves donde antes se ubicaban las exposiciones, ahora con la página web les basta para vender su producto, ese ahorro lo repercuten en beneficio del cliente.

Servicio – No sólo en el precio se quedan las ventajas. En el incluye servicios como la entrega a domicilio, instalación y retirada del viejo sofá (aunque esto depende de cada tienda, normalmente lo ofrecen). Poder comprar desde la comodidad de nuestro hogar, sin tener que desplazarnos y recibir un producto voluminoso y pesado como un sofá en pocos días instalado en nuestro salón es algo que el comprador valora mucho, sobre todo si estás buscando sofás grandes baratos y no tienes ganas de machacarte la espalda subiéndolo por las escaleras.

Materiales de prueba – ¿Te preocupa el tacto de la tela del sofá? ¿Te preocupa que el color desentone con tu decoración? No hay problema, los vendedores online disponen de catálogos de prueba y muestras de las telas de los sofás para enviarlos a los clientes que lo soliciten, así podrás llevar una experiencia tan 1.0 en la compra como era tocar el producto, a las ventajas de comprar online.

Comparación – Antes veías un modelo de sofá que te gustaba en una tienda y tenías que quedarte con ese precio, era raro encontrar ese mismo modelo o requería demasiado esfuerzo y costo en desplazamientos encontrar un mejor precio. Ahora si ves un modelo de sofá en una tienda, puedes de forma muy sencilla buscarlo en otras tiendas online y quedarte con el que ofrezca mejor precio y garantía.

Opiniones y reputación – Antes era raro que tuvieras referencias en cuanto a servicio de una tienda sino habías ido a comprar allí nunca antes, ahora con internet podemos buscar opiniones y valoraciones en internet y hacernos una idea rápida del servicio que podemos encontrar, esto me hace especial ilusión porque “obliga” a las tiendas a ofrecer siempre el mejor servicio para estar a la altura de la competencia.

Tecnología – Hoy en día con los avances de la realidad aumentada, existen softwares capaces de reproducir la imagen exacta del sofá que queremos y colocarla en el salón para que desde la pantalla del móvil nosotros podamos ver cómo quedaría ese sofá, incluso capturar una foto para revisar más tarde. Incluso algunas tiendas online disponen no sólo de fotos y videos del sofá en cuestión, sino modelos en 3D para que podamos verlo desde todos los ángulos posibles.

Esas son principalmente las ventajas de comprar un sofá online, pero además existen muchas otras, ahorras con el medio ambiente al no desplazarte con tu coche hasta la tienda, ayudas a las pequeñas y medianas empresa, ya que antes los únicos que podían pagar los desorbitados precios de los alquileres eran las grandes multinacionales, ahora el mercado está más repartido y eso es mejor para todos.