jueves, 24 septiembre 2020 13:47

La diferencia entre estar presente en internet y destacar en la red

En estas semanas se está produciendo la tan ansiada vuelta al cole. Este proceso tan tradicional todos los años tienen en el curso actual una gran prueba de fuego, pues es el primer curso escolar que se inicia con Covid-19, con todo lo que ello conlleva.

Administraciones, centros escolares, profesores, padres y alumnos están todos en vilo esperando ver cómo evoluciona la pandemia y si, finalmente, el curso escolar puede desarrollarse de manera presencial en su mayor parte.

La apuesta de todos los agentes que participan en la educación es la de la formación presencial, pues ello permite una mejor conciliación y reduce las posibles desigualdades de acceso a la enseñanza digital.

Sin embargo, esta se ha posicionado como una solución casi imprescindible para continuar con ciertas actividades económicas, como por ejemplo la propia de la formación.

El impulso hacia la digitalización

La formación online era ya una disciplina bastante avanzada antes incluso de la llegada de la pandemia, pero en esta normalidad impuesta en la que hay que seguir con la actividad económica pero conviviendo con el virus, las enseñanzas telemáticas han tomado mucha más fuerza.

Incluso las propias academias, escuelas de negocios y lugares de formación que anteriormente no confiaban o no habían desarrollado esta vía, ahora no les ha quedado más remedio que ponerse manos a la obra.

En la educación reglada, el final del curso escolar 2019-2020 supuso todo un reto tanto para docentes como para alumnos, porque hubo que improvisar con enseñanza virtual debido a la gravedad de la pandemia. Esto implicó un esfuerzo muy elevado por parte de todos ellos para poder finalizar el curso en condiciones aceptables.

Tras el verano, septiembre ha vuelto, y con él un nuevo curso escolar. Mientras muchos profesores y padres demandan más inversión para la educación, algunas academias sí han hecho los deberes y han desarrollado sistemas más potentes para poder continuar con su actividad, pues parece evidente que la vía online es la única posibilidad para sobrevivir a esta crisis económica que se avecina.

El diseño web como herramienta clave en el marketing digital

En este sentido, ya no basta con estar presentes en internet. Hay que impulsar la digitalización ofreciendo una página web que sea atractiva y accesible, intuitiva para cualquier usuario, con un diseño web logrado que se diferencie de la competencia y, sobre todo, con opciones para facilitar la comunicación entre la propia academia y los docentes con los alumnos.

Así lo entienden en Demui diseño web Murcia, un portal especializado en este tipo de trabajos que incide en la importancia de contar con espacios web adaptados a esta nueva realidad, la del consumo masivo de internet a través de los dispositivos móviles. En su web señalan algunas de sus experiencias e insisten en la importancia de atraer tráfico a la web mediante diseños que sean atractivos y con una navegación rápida e intuitiva. Además, es posible contactar con la agencia para solicitar un presupuesto.

La digitalización es un concepto muy amplio que aloja todo tipo de procesos. Uno de ellos es el diseño de espacios web atractivos para el usuario, otro es el fomento del teletrabajo, y aquí también participa de algún modo la educación.

Es aconsejable priorizar, en la medida de lo posible, la enseñanza presencial, pero cuando esto no sea posible, la educación online es una herramienta igualmente válida, siempre que se trabaje de manera activa para reducir la brecha digital y todos los alumnos tengan las mismas opciones para continuar con sus estudios.

Destacar en internet, más necesario que nunca

El 2020 está siendo el año más atípico de cuantos se recuerdan. El Covid-19 ha trastocado por completo cualquier actividad económica que imaginemos, incluida la educación y la formación. Esto está teniendo como traducción un impulso hacia la digitalización, pero ahora ya no basta con estar presentes en internet, ahora hay que destacar frente a la competencia, pues todo el mundo está en internet.

Las academias y centros de formación tienen en el marketing online y el diseño web una buena herramienta para conseguir sus objetivos, pero a esto deben sumar una apuesta decidida por la integración de nuevos métodos de enseñanza en los que incorporen webinars, aulas virtuales, sesiones grupales… y todo ello acompañado de la mejor conexión posible para no restar calidad en el proceso educativo.

Una web en internet es como una gota de agua en el océano o un grano de arena en el desierto. Si queremos que se diferencie del resto, hay que invertir en este proceso.