Compartir

Unos centímetros de más o de menos entre la cama y el cuello, pueden alterar la postura, el sueño y traer todo tipo de problemas de salud. Una simple almohada puede reducir la calidad del descanso e impactar negativamente en nuestra vida.

Presta atención a los siguientes consejos porque serán de gran utilidad.

2Dormir sin ella

Como en ocasiones cuando se duerme boca abajo, nos provoca dormir toda la noche con el cuello girado y si estamos boca arriba, nuestro cuello se arqueará hacia atrás pudiendo provocar lesiones en discos vertebrales y en la raíces de los nervios cervicales.