Quantcast

Los parques de atracciones y ocio españoles pierden cerca del 80% de afluencia e ingresos

Los parques de atracciones y ocio españoles han perdido cerca del 80% de afluencia e ingresos este verano, según datos de la Asociación Española de Parques de Atracciones y Temáticos (AEPA), que reclama la vuelta al IVA reducido como alivio inmediato para el sector, y confía en que las ayudas ofrecidas a través de los planes de recuperación de la Unión Europea lleguen antes de que muchos de ellos tengan que cerrar y se pierdan miles de empleos.

La llegada de la pandemia del coronavirus a comienzos de marzo y el decreto del estado de alarma obligó a muchos parques de ocio españoles a echar el cierre durante meses y la vuelta a la operación tuvo que hacerse tras unas inversiones de más de 10 millones de euros en sus instalaciones para extremar la medidas de seguridad.

Sin embargo, los escasos visitantes registrados este verano debido en muchas ocasiones a los rebrotes originados por el coronavirus y los elevados costes fijos de mantenimiento y seguridad de las instalaciones están poniendo en riesgo los más de 85.000 empleos que genera el sector.

“Nosotros hemos cumplido con las medidas sanitarias exigidas por las autoridades desde el control de aforo, las medidas de protección y seguridad y todas las medidas de limpieza requeridas por lo que los gastos se nos han elevado mientras que los ingresos han bajado con unos costes que se tienen que seguir asumiendo”, explica el presidente de la Asociación Española de Parques de Atracciones y Temáticos y director general de Isla Mágica, Guillermo Cruz, en una entrevista a Europa Press.

Los parques han abierto este verano sabiendo que sus cuentas de resultados iban a estar muy afectadas e iban a tener un descenso en todos sus parámetros. De hecho, las pérdidas han sido del 80% en afluencias e ingresos respecto a 2019.

“Nos ha afectado mucho el tema de los rebrotes que han surgido mucho antes de lo que estaba previsto, y las restricciones y confinamientos impuestas en muchas regiones nos han terminado de matar en un negocio tan estacional como el nuestro”, lamenta Cruz, quien asegura que no han tenido más remedio que ir adaptando el calendario y la oferta a la situación.

La Asociación reclama por ello ayudas puntuales al sector como se han realizado a otros sectores de la economía española, con medidas tales como la extensión de la duración de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) por fuerza mayor hasta final de año, la exoneración del abono de la cuota de la Seguridad Social durante ese período, la habilitación de una línea especial de financiación o la concesión de ayudas estatales directas al sector similar a las aprobadas para otras empresas turísticas y culturales.

Comentarios de Facebook